Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Minas del Leizarán   >>Bizkotx  |   

Bizkotx o las Minas de Plazaola

 

 

Cartel Bizkotx Con el nombre de "Minas de Plazaola" se conoce popularmente una explotación minera (en concreto de hierro) que se encontraba en el valle del Leitzaran guipuzcoano. Es la mayor que ha existido en dicho valle.

Pero el nombre real de este yacimiento es el de Bizkotx y así está documentado, por ejemplo, en 1791. Este nombre aparece, como es lógico, con distintas variantes gráficas: Biscoch, Biscosch, Bizcoch, Vizcoiz... Durante el siglo XIX y principios del XX era práctica habitual que los concesionarios de explotaciones mineras registraran éstas con nombres (muy curiosos) que no tenían nada que ver con el tradicional. En concreto la concesión en la que se encuentra este yacimiento de Bizkotx lleva el nombre de «Casualidad», y es así como figura en los anuarios mineros de la época.

Ya en época más reciente, sin embargo, estas minas se han conocido como Minas de Plazaola. El nombre de Plazaola corresponde en realidad a la antigua ferrería de Plazaola y a su caserío. Está situado a 600 m al sur de las minas. Justo frente al caserío se ha explotado también un yacimiento, al que corresponde en realidad el nombre de "Mina de Plazaola", aunque nunca se recoge este dato. El nombre de Plazaola se ha aplicado también a otros lugares relativamente próximos al caserío, como por ejemplo a la estación de tren situada justo en el límite con Navarra. De la misma forma se han conocido también como "de Plazaola" las minas aquí tratadas, así como el ferrocarril que les daba servicio.

Plazaola es también el nombre de una ferrería que existió en Legazpi.

Estas minas son conocidas sobre todo porque dieron lugar a la construcción de un ferrocarril. Este tren en un principio unía las minas con Andoain. Luego se prolongó por ambos extremos, convirtiéndose en el ferrocarril de Pamplona a San Sebastián. Fue popularmente conocido como "tren del Plazaola".


SITUACIÓN Y ACCESO

Las minas se encuentran en el término municipal de Berastegi (Este de Gipuzkoa), en el valle del río Leitzaran, en su margen derecha. El conjunto se desarrolla a lo largo de la margen derecha de Bizkotx erreka, afluente del Leitzaran. En general todas las galerías están muy próximas al arroyo.

La galería más baja del conjunto (la número 1) está situada en el punto X 586.785 Y 4.774.585 (ED50 30T) (1º 55' 59,8" W - 43º 07' 05,7" N, Hoja 89-23). El resto de las galerías se extiende desde aquí unos 500 metros en dirección NNE.

Plano de las minas de Bizkotx
Croquis de situación de las minas

El acceso se realiza por la vía verde del Plazaola, siguiendo el recorrido que fue del ferrocarril de Plazaola, a través de su trazado primitivo (posteriormente convertido en desvío) situado entre los túneles 1 y 3 (según la numeración que comienza en Plazaola y termina en Andoain), tomándolo justo al Sur del túnel número 3. La forma más cómoda de llegar por carretera es a través de Berastegi o Leitza hasta llegar a Plazaola. El estado de las pistas y caminos de la zona es razonablemente bueno para caminar, si bien la maleza ha ganado bastante terreno. Algunos caminos antiguos son hoy intransitables por las zarzas.


MINERALES

El yacimiento de Bizkotx (situado en el "coto de Berástegui") forma parte de una serie de filones relacionados con el macizo granítico de Peña de Aia, y que se extienden por Lesaka, Irun, Oiartzun, Artikutza, Goizueta, Berastegi y Leitza. Se trata de dos sistemas de filones (unos de hierro y otros de galena, blenda y pirita de cobre) que se van repitiendo en dichos lugares. Los de hierro adoptan la forma de filones-capa entre las pizarras paleozoicas, estratrificados entre ellas. En general tienen espesores considerables, con tendencia a acuñarse en sus extremos, pasando a veces a masas lenticulares.

En concreto Bizkotx tiene un "espesor medio de 10 metros, corrida de 250 metros y altura aprovechable de 150", según Adán de Yarza.

El mineral de hierro de estos filones es carbonato de hierro (siderosa o siderita), convertido en óxido de hierro (hematites roja u oligisto) en la zona próxima a la superficie. También se encontraban en la zona superficial hidróxidos (hematites parda o limonita), producto de la hidratación del óxido.

Como en el resto de los yacimientos de la zona en éste también se extraía antiguamente el mineral próximo a la superficie (hematites), siendo los trabajos de extracción a cielo abierto o por medio de galerías poco profundas. Era el mineral utilizado por las ferrerías.

Sin embargo la explotación moderna (a partir de finales del XIX) ha consistido en la extracción del carbonato, presente en la parte más profunda de los yacimientos. Este carbonato se calcinaba en hornos antes de su transporte para convertirlo en óxido. En esta operación perdía como una tercera parte de su peso. En este yacimiento el mineral calcinado contenía un 50 por 100 de hierro (bastante rico), y un 7 por 100 de manganeso (un 5 por 100 en crudo).

En el llamado "coto de Berástegui" existieron también otras minas próximas a Bizkotx, explotadas para las ferrerías de la zona. En época moderna destacaron las minas de Urdanbide «Explotación Antigua» (en la cuenca del arroyo Lorditz ) (concesión nº 1550) y Ermosu «Buena estrella» (nº 1577). La compañía arrendataria de Bizkotx lo era también de estas minas y las explotaba conjuntamente. Disponían de un pequeño ferrocarril (ferrocarril de Lorditz) terminado en un plano inclinado, que desembocaba en dos hornos de calcinación situados en Mustar. Desde aquí se cargaban los minerales directamente al tren.


HISTORIA Y PROPIETARIOS

Distinguiremos tres épocas: La primera comprende su explotación hasta finales del siglo XIX, la segunda desde 1897 (en que comienza la explotación "moderna") hasta mediados de la década de los 30, y la tercera el intento de reactivación que comenzó en 1937.

Primera época

A finales del siglo XVII o primeros del XVIII aparecen las primeras referencias a este yacimiento. Según éstas, además de las ferrerías de Plazaola y Ameraun, también se surtían de este yacimiento las de Beriñas (una cuarta parte) (era la última parte de su historia) y Olloquiegui (una sexta parte), todas en el Leizaran.

En 1791 la Real Junta de Comercio y Moneda solicitó a Guipúzcoa el expediente relativo al número de minas de hierro y ferrerías. Las villas de Berástegui y Elduayen declaran que, en la jurisdicción común que poseen en el Leizarán, tienen tres ferrerías: Plazaola, Ameraun y Olloquiegui. Tienen también minerales en el lugar llamado Biscoch, de los que se surten las dos primeras ferrerías. Olloquiegui, sin embargo, se abastece de mineral de Somorrostro, lo que a veces también sucede con Plazaola y Ameraun.

En esta época se extrajo el mineral presente en la superficie (hematites), empleado por las ferrerías. En Bizkotx existió en cierta cantidad, a juzgar por los restos que nos han llegado de excavaciones superficiales (especialmente en la parte alta). Lo que desconozco es si la hematites llegó a agotarse y comenzó a extraerse el carbonato (mediante galerías) estando aún en funcionamiento las ferrerías (hasta aproximadamente 1860), o bien toda la explotación de esta primera etapa se limitó a la hematites.

Sin duda, al menos entre 1868 (Decreto-Ley y Reglamento de Minas, que modificaba a la Ley de Minas de 1859) y 1897 (fecha de la concesión «Casualidad») las actividades mineras en Bizkotx fueron nulas.

Galería 3A de Bizkotx  Galería 3B de Bizkotx
Galerías 3 y 4. Fotos: X. Cabezón (2004)

Segunda época

La explotación de este yacimiento ha sido muy abundante a principios del siglo XX, hasta el punto de construirse un ferrocarril (conocido como "el Plazaola") de 20 km para transportar su mineral hasta Andoain, previamente calcinado en tres grandes hornos al pie de la propia mina.

En 1897 se aprobó la concesión minera «Casualidad» (la demarcación lleva fecha del 6 de octubre), con número 1453. Desconozco quién era el solicitante. La concesión era de 35 pertenencias, y en ella estaba enclavado el filón de Bizkotx (hubo otros filones dentro de la concesión, al menos el de Barrenola, aunque probablemente entonces ya estaba agotado). En 1898 se aprobó una demasía a Casualidad, con el número 1606. Queda al Norte de Bizkotx y sin relación con este filón.

A primeros de 1901 se solicita la autorización para construir un ferrocarril para el transporte de mineral desde estas minas hasta Andoain. Este dato es indicativo de que las minas estaban operativas ya para dicha fecha, y además se esperaba de ellas una alta rentabilidad. El ferrocarril se inauguró en 1904.

En 1906 (desconozco desde cuándo) las minas eran propiedad de la "Compañía Minera de Guipúzcoa", domiciliada en Bilbao. Al menos este año y el siguiente (1907) estaban arrendadas para su explotación a la "Sociedad Minera de Berástegui".

Sin embargo en 1908 aparece como arrendataria la "Sociedad Minera Guipuzcoana", también vizcaína, propietaria del ferrocarril tendido para el transporte del mineral hasta Andoain. En 1912 la propietaria (la "Compañía Minera de Guipúzcoa") cedió las minas a la arrendataria "Sociedad Minera Guipuzcoana", con lo que esta última quedó única dueña de minas y tren.

Disponemos de datos de producción de las minas hasta 1913. Parece ser que a partir de este año decayó la producción hasta quedar prácticamente paradas. Al principio de los años 30 caducó la concesión Casualidad.

Tercera época

En 1937 (fecha demarcación, 24 de agosto) se otorgó una nueva concesión minera, «Calvo Sotelo», con el número 4196. Era de 35 pertenencias, y tenía los mismos límites que su antecesora «Casualidad». Se trata de la última actividad en este yacimiento, ocurrida durante la guerra civil y la segunda guerra mundial.

Fueron explotadas por la "Sociedad Minera Aralar", de capital alemán. Esta sociedad se creó para intentar beneficiar las minas de cobre de Aralar, con resultados muy pobres. El transporte se realizaba, lógicamente, mediante el tren de Plazaola. Poco tiempo duraron estas labores: las minas se cerraron en 1942.


PRODUCCIÓN

Estos son algunos datos extraídos de los anuarios mineros del período 1907 a 1913:

En 1906 se produjeron 18.825 toneladas de carbonato calcinado, y 8.578 en 1907. En 1908 no se trabajó. Se declararon como producidas 15.338 toneladas, pero 4.525 procedían de la mina «Explotación antigua» (Urdanbide, concesión nº 1550 y situada en Lorditz) y las otras 10.811 toneladas correspondían a minerales arrancados en campañas anteriores, que se encontraban almacenadas.

En 1909 tampoco se trabajó, limitándose a efectuar algunas labores de reconocimiento.

En 1912 sólo se hicieron algunos reconocimientos. En 1913 sólo funcionaron durante cuatro meses dos hornos de calcinación, extrayéndose 13.625 toneladas de mineral.

En 1907 trabajaron 75 obreros, 48 en el interior y 27 en el exterior. En agosto 62 obreros, en septiembre 30, en noviembre se paró. Se registraron 42 accidentes, seguido de muerte uno de ellos, y ocasionando heridos leves los 41 restantes. Los trabajos se realizaban en los niveles 2 y 3. Como ya hemos visto, en 1908 ya no se trabajó en las galerías, limitándose a expedir por ferrocarril el mineral almacenado en las instalaciones.

En 1912 se reanudaron los trabajos en el exterior, al hacerse la cesión de la Compañía propietaria a la arrendataria de la misma. Durante cuatro meses de 1913 se realizaron trabajos de extracción en los niveles 1 y 2, en los que participaron 28 obreros en labores del interior y ocho en las del exterior. También se realizaron importantes reparaciones en la galería general de arrastre (nivel 1), y en la parte Norte del filón se practicaron algunos reconocimientos.

Sobre la producción en la época alemana (1937 a 1942) no poseo datos.

GASTOS DE TRANSPORTE

En 1907 los gastos de transporte por cada tonelada de mineral, desde los hornos de las minas hasta los almacenes del puerto de Pasajes, eran los siguientes: De Biscoch a Andoain, 17 kilómetros por el ferrocarril del Leizarán = 2,04 pesetas. De Andoain a Pasajes, 19 kilómetros por el Ferrocarril del Norte = 1,52 pesetas. Cargas, descargas y puerto = 2,64 pesetas. TOTAL = 6,20 pesetas.

En 1913 estos gastos habían ascendido a 6,50 pesetas por tonelada.

Cargadero y arranque del plano inclinado
Paredes del tambor o torno en el nivel 3 - Arranque del plano inclinado superior
Foto: X. Cabezón (2004)


ESTRUCTURA FÍSICA

Las descripciones que se dan a continuación corresponden a la explotación del yacimiento de Bizkotx a principios del siglo XX. Adán de Yarza informa de que el filón de Bizkotx tiene un "espesor medio de 10 metros, corrida de 250 metros y altura aprovechable de 150". Este filón se encontraba enclavado en la concesión «Casualidad».

Según el Anuario Minero (entre 1907 y 1913) el yacimiento estaba reconocido en una altura de 164 metros, dividida en cinco pisos o tramos, servidos por cinco "socavones o galerías a través". El sistema de explotación seguido era el de "huecos y pilares". Se trata de la estructura que básicamente ha llegado hasta nuestros días.

Los cinco niveles estaban numerados del 1 al 5, siendo el número 1 el nivel inferior. Cada uno de ellos disponía de su correspondiente galería de extracción y arrastre.

Inmediatamente por debajo de cada galería se encuentra la correspondiente escombrera. La del nivel 1 es de gran tamaño, formando una explanada. También es grande la escombrera del nivel 2, que desciende por un desnivel de unos 15 metros. Sobre ella otra más pequeña junto a la boca, formando una reducida explanada. Las de los niveles 3 y 4 son de pequeño tamaño; no así la del 5º nivel, que también es de cierta entidad.

En 1907 los materiales extraídos por las galerías 2 y 3 descendían hasta el nivel 1 (que era el nivel de carga para los hornos) por medio de dos vías férreas, que terminaban en sendos planos inclinados colocados en la ladera del monte. Una vía partía de la galería 3, y a 50 metros de ésta bajaba hasta la plataforma de la galería 2 mediante un plano inclinado. La otra vía surgía de la galería 2, y a los 100 metros descendía por otro plano inclinado hasta las proximidades de la galería 1. Muy cerca de la herrería este plano pasaba por un puentecito sobre el camino que se dirigía al norte desde las minas.

No se conoce cuál era el ancho de vía que se usaron en estos planos. Los carriles tenían aproximadamente las siguientes medidas (tomadas de los carriles que se mencionan más abajo; en un carril nuevo serían algo diferentes):
Altura total - 50 mm.
Patín
- Ancho, 50 mm. Espesor en el borde, 5 mm. Espesor junto al alma, 8 mm.
Alma - Ancho, 8 mm.
Cabeza - Ancho, 25 mm. Espesor en el borde, 11 mm. Espesor junto al alma, 14 mm.
Sección - 8,9 cm2.
Peso - 7 kg/m.

Bajo las escombreras de los niveles 2, 3 y 4 se construyeron unos pozos o chimeneas, con la finalidad de bajar por ellas el mineral hasta el nivel inmediatamente inferior, eliminando así su transporte por superficie. La primera chimenea que se caló fue la que unía el nivel 4 con el 3. En 1907 se acababa de calar la que estaba bajo el nivel 3, que sustituyó a la primera de las vías indicadas arriba, y se estaba trabajando en la que comunicaría el nivel 2 con el 1 para sustituir la otra vía. Terminados los pozos la galería 1 se convirtió en la galería general de arrastre.

Vista desde el nivel 1 en la década de 1910
Galería 1, plano inclinado y herrería. Fuente: S. Múgica - Geografía...

El 5º nivel corresponde, casi sin ninguna duda, a la galería que se encuentra al fondo de una excavación a cielo abierto en la ladera, a unos 560 metros de altura.

Entre los niveles 4 y 5 se hicieron algunos reconocimientos. Uno de ellos, situado en la margen derecha del arroyo, tiene una pequeña escombrera bajo su boca (hoy día tapada).

Un poco más arriba nos encontramos con el extremo de la explotación a cielo abierto que se ha mencionado cerca de la galería nº 5, al mismo nivel. En este punto, en la  margen izquierda, hay también alguna pequeña cata, así como con una galería. Tras una entrada de 1,7 x 2 metros tiene una sala irregular de unos 5 metros de diámetro y 3,5 a 4 de altura; por la izquierda continúa un túnel que se ramifica. La salida de aire frío por la boca indica que se encuentra conectada con orificios situados más arriba, en cotas superiores a la de la galería nº 5. No obstante, la ausencia de cascajo en el exterior sugiere su catalogación como mero reconocimiento (y no como galería de explotación).

Al NE de la boca nº 5, por encima de ésta, hay indicios de más labores o reconocimientos, quizá relacionados con la galería que se acaba de indicar.

La galería de arrastre del nivel 2 no afloraba en la concesión «Casualidad», sino en «El Gran Complemento» (nº 1509); así mismo, la galería 1 lo hacía en la concesión «Pachuca» (nº 1586), también fuera de «Casualidad». Estas situaciones eran habituales, y estaban contempladas en el Capítulo VI (arts. 40 a 44) de la Ley y Reglamento de Minas de 1868.

Como se ha dicho, a la altura del nivel 1 (entre la galería y los hornos) había una gran explanada. En ella se realizaban el almacenaje y preparación del mineral para su carga en los hornos. Junto a la galería, a ambos lados del arroyo, había varios pequeños edificios de una planta.

Entre los niveles 1 y 2, a 60 metros al E de la galería 1, había un edificio de viviendas. No se puede precisar su época, pero presumiblemente es de principios de siglo. Constaba de planta baja y dos pisos. Por delante de la casa pasaba el camino que se dirigía al norte de la zona. Cerca de su cruce con el plano inclinado inferior había un pequeño pabellón que albergaba una herrería.

El conjunto se completaba por medio de los hornos de calcinación y el sistema de carga en el tren.

Horno Norte de Bizkotx 2004  Horno Norte de Bizkotx 1980
Horno septentrional (2004). Pulsar en la foto de la derecha para ver en tamaño grande el horno (1980).
Fotos: X. Cabezón

Horno Sur de Bizkotx 2004  Horno Sur de Bizkotx 1980
Horno meridional (2004). Pulsar en la foto de la derecha para ver en tamaño grande el horno (1980).
Fotos: X. Cabezón


HORNOS DE CALCINACION Y CARGADEROS

2ª época (concesión Casualidad) - Por debajo del nivel 1 de las minas de Bizkotx existían tres hornos para calcinar el mineral, en cuyo estado se transportaba. Se trataba de tres hornos continuos de cuba, de 8 metros de altura, 7,3 de ancho y 6,5 metros de fondo, y 3,75 metros de diámetro interior. Son los citados en las referencias de la década de 1910. Bajo los hornos había una rampa por la que se cargaba el mineral directamente a los vagones del ferrocarril.

Primeros hornos de calcinación
Hornos originales. Fuente: S. Múgica - Geografía...

3ª época (concesión Calvo Sotelo) - Desaparece el horno central, y es probable que no se utilice ya el septentrional. Se reconstruye el horno sur, ampliando su altura hasta los 11,3 metros actuales. Este horno tiene como medidas externas 7,3 m de ancho por 6,5 de fondo en la base, y 5,5 m de ancho por 5,5 de fondo en la coronación; el diámetro interno es de 4 metros en la base  y 3,05 en la boca superior.

Bajo los hornos se encontraban los depósitos de mineral calcinado. Se trataba de unas grandes tolvas que medían en conjunto 24 metros de largo por 6 metros de ancho. En su parte inferior disponía de seis trampillas de descarga que daban directamente sobre la vía del tren, sobre cuyos vagones se descargaba el mineral. Adosado a la izquierda del conjunto había otro depósito adicional de 4 por 6 metros con su trampilla, destinado a carbón para las locomotoras.

Había también una pequeña estructura que servía para subir hasta los hornos el carbón traído por el ferrocarril. A un lado y por debajo de éste se encontraba un depósito de 6 por 6 metros y unos dos de profundidad, al que se descargaba el carbón desde el tren. Sobre este depósito, y en el nivel de la parte superior de los hornos (a unos 40 metros al NW del extremo del horno septentrional) se encontraba la maquinaria y una rueda giratoria para, por medio de cables y cubetas, subir el carbón a este nivel. Desde aquí había un trazado muy corto de vías hasta los hornos. Parte de este carbón iba a la tolva desde la que se abastecía el tren. La utilidad de estos restos la conozco gracias a J. Iriondo. Probablemente estas instalaciones datan de la época alemana de la explotación (3ª época).

Con las modificaciones llevadas a cabo para la ampliación del ferrocarril en 1914 esta vía quedó convertida en un desvío o vía auxiliar, conectado por ambos extremos con la vía principal. Según J. Iriondo, a este ramal se le conocía como "karril zaharra" (lit. "viejo carril").

Cargaderos Bizkotx
Cargaderos de Bizkotx. Foto: Xabier Cabezón (1980)


ESTADO ACTUAL

Labores antiguas

Una de las consecuencias de las explotaciones modernas era que, en general, se efectuaban sobre extracciones superficiales más antiguas, quedando éstas irreconocibles en muchas ocasiones. No obstante hay algunos elementos que son atribuibles a esas extracciones.

Toda la zona superior, desde la galería nº 5 hacia el ESE (en unos 100 m, atravesando el arroyo, incluyendo la cascadita de éste) está muy excavada. Entre los niveles 4 y 5 se aprecian unos cuantos "zarpazos". Entre los niveles 2 y 3, junto al plano inclinado y al camino que las une por la margen derecha, también existen unos surcos o trincheras. El cauce del arroyo justo por encima del nivel 2 también se ve excavado.

Labores modernas

Galerías: El techo de entrada de la galería 1 (que tenía la boca exterior revestida de ladrillo) está derrumbado. De su interior sale una corriente de agua, casi tan caudalosa como la del arroyo. En la ladera, justo sobre el trazado de esta galería, se observa en la superficie del terreno algunos hundimientos, causados seguramente por derrumbamientos internos en la galería. La galería 2  también presenta su entrada medio derrumbada; es de suponer que, en general, su interior no estará en mejores condiciones. Las galerías de los niveles 3 y 4 están inundadas (de una de ellas se surte de agua una txabola próxima).

Escombreras y chimeneas: La escombrera del nivel 2 es muy visible desde la vertiente opuesta del Leitzaran. Las bocas de las chimeneas situadas bajo los niveles 3 y 4 presentan algún hundimiento, y son muy espectaculares.

Carril de un plano inclinado en Bizkotx
Uno de los carriles del plano inclinado inferior
Foto:Xabier Cabezón (2007)

Planos inclinados: Desde la galería inferior del nivel 3 parte un trazado horizontal de unos 50 metros, que termina junto a un par de paredes, en las que se encontraba el torno o tambor del plano inclinado superior para la bajada del mineral. Estas paredes tienen 90 centímetros de grosor, unos 4 metros de largo y 2,40 metros de alto, y están separadas entre sí 1,80 metros (espacio para la maquinaria). También se conserva el trazado de dicho plano, convertido en camino, que llega hasta las proximidades de la galería 2.

A unos 120 metros al WNW de esta boca se encuentran las paredes que albergaban el tambor del plano inclinado inferior. Del recorrido de este plano se conservan los dos pilares del puentecito por el que salvaba un camino de mulas de la zona.

Junto a este puente se conservan unos fragmentos de carril. Se encuntran bastante retorcidos y oxidados.

Galería próxima al nivel 5
Galería de reconocimiento próxima al nivel 5. Foto: X. Cabezón (2004)

Construcciones: En la gran explanada del nivel 1 quedan muy pocos restos de las instalaciones y almacenes que hubo: en la zona de la galería se aprecian las ruinas de alguno de los pabellones próximos a ella, y cerca de los hornos quedan los restos de alguna estructura difícil de identificar.

Del edificio situado entre los niveles 1 y 2 solamente existen las paredes exteriores, habiéndose derrumbado todo el resto. El tejado aún se conservaba en 1970. De la herrería nos han llegado unos escasos restos de sus paredes contra la ladera del monte.

Hornos de calcinación: falta por completo el central. En la pared hay una hilera de ladrillos que quizá tuvo relación con este horno. El horno situado al norte es sin duda el original, y tiene deteriorada su parte superior, debido en parte a que el agua del arroyo y de la galería nº 1 circuló junto a él (así ocurría, p.e., en 1978/1980). El horno sur se encuentra en buenas condiciones. Los cargaderos (salvo las trampillas inferiores, de hierro) también están en buenas condiciones de conservación.

Por entre los hornos y los cargaderos pasa actualmente la pista de acceso a la explanada del nivel 1. Junto al arranque de dicha pista se conserva el depósito de carbón, y a partir de la zona superior de los hornos (en dirección NW) se mantiene la explanación de las vías de carbón. De la parte superior de las instalaciones para subir el carbón no queda nada.

En la segunda mitad de los años 80 se produce un cambio en la situación hasta aquí descrita. En esas fechas se realizó una gran excavación en el circo que hay aguas arriba de la galería 1, que se vio complicada por el reventón de una bolsa de agua subterránea. Como consecuencia de ello, desaparecieron completamente la boca y unos 100 metros de galería, así como los restos de los edificios próximos. Se hundió también parte del camino que desde las minas se dirigía hacia el norte por la borda de Bizkotx. También se excavó la zona de la galería 2, desde la misma boca hasta unos 100 m monte arriba, con una anchura de 25 a 40 metros. Desaparecieron igualmente la galería 2 y sus alrededores: un camino viejo y alguna trinchera excavada de posibles etapas anteriores de explotación. De la misma forma se excavó el cauce del arroyo, unos 110 m de largo y 15 a 25 de ancho, justo hasta la escombrera del nivel 3, con lo que la chimenea bajo esta escombrera quedó destrozada por hundimiento.

Sendas corrientes de agua que surgen del fondo de las excavaciones señalan los actuales extremos de las galerías 1 y 2 mutiladas. Las excavaciones las realizó el Gobierno Vasco, en colaboración con el CADEM, y estuvieron dirigidas por Luis Inza. Su objetivo era estudiar una posible re-explotación del yacimiento. Desconozco los resultados del estudio, así como el destino de los escombros.

Recuperación del patrimonio

No todo van a ser malas noticias: en la zona han actuado unos grupos de jóvenes participantes en campos de trabajo (Auzolandegis), patrocinados por los ayuntamientos de Andoain, Berastegi, Billabona y Elduain, y por el Departamento de Acción Social de Kutxa (campos de trabajo "Udagazte"). Los trabajos han sido guiados por la Sociedad de Ciencias Aranzadi. Paralelamente se ha llevado a cabo campos de trabajo voluntarios, dirigidos por el grupo Burdiña Taldea (de Andoain).

En los veranos de 2002 y 2003 estos trabajos han consistido en labores de limpieza en los hornos de calcinación, y se ha colocado un panel explicativo de los hornos. En agosto de 2004 se ha llevado a cabo la limpieza de la explanada o plaza del nivel 1, así como de la trinchera excavada en los 80 siguiendo el curso de la galería nº 1. Como consecuencia de ello, ahora es visible el afloramiento (entre las piedras y tierra del suelo) de la corriente de agua procedente de la antigua galería del nivel 1.

Entre 2008 y 2010 Burdina Taldea ha continuado realizando tareas de limpieza y recuperación en estas minas: acondicionamiento del trazado original del ferrocarril (karril zaharra), restos de edificios junto a éste, cargaderos de mineral, caseta del guarda-agujas, canalización del arroyo en la plataforma nº 1, recuperación del acceso original a la plataforma de dicho nivel...

En 2011 Burdina Taldea ha llevado a cabo la recuperación y reconstrucción del interior del horno sur.

Surgencia a nivel 0 de Bizkotx
Surgencia procedente de la galería 1. Foto: X. Cabezón (2004)


Varios

Mojones - En esta zona aún pueden localizarse unos pequeños mojones de piedra caliza gris, con una sección de unos 14 por 21 centímetros. Uno de ellos está situado en la pequeña escombrera de un reconocimiento entre el nivel 4 y el 5, en la margen derecha del arroyo; sobresale del suelo algo más de 50 cms. En su cara superior, en sentido longitudinal, está tallada una línea, en dirección aproximada E-W (80º). La parte superior de este mojón (un trozo de 29 cms de largo) estaba rota y caída en el suelo a un par de metros (ya en 1978). El autor de esta página ha localizado la parte que estaba semienterrada, colocando el trozo roto en su sitio (por simple gravedad, sin otra sujeción) en mayo de 2004. Hay otro mojón similar a unos 120 metros al N de Lorentxon borda (localizado por el autor en 2007). Probablemente otro de los mojones estuvo en la parte superior de la escombrera del nivel 3, junto al camino. Son mojones de división territorial, sin relación con las minas.

Mojón en Bizkotx   Mojón en Bizkotx
El trozo caído en el suelo, y de nuevo colocado en su sitio. Fotos: X. Cabezón (2004)


COLABORADORES

Javier SALVARREDI (Berastegi)


BIBLIOGRAFÍA

NOTA - En este enlace puede comprobarse cual era el contenido de esta página en fechas anteriores a diciembre de 2004 (la url o dirección de internet era diferente). En diciembre de 2004 vio la luz un trabajo que recoge en gran parte lo publicado en esta página, pero sin hacer ninguna mención ni a ella ni a su autor. De hecho, en ese trabajo aparecen las galerías 3a y 3b (tal como se interpretaba entonces en estas páginas la estructura de explotación). Más aún, al menos una de las obras citadas en dicho trabajo no ha podido ser accesible a sus autores.

ADÁN DE YARZA, Ramón.- Geografía General del País Vasco Navarro.- Alberto Martín.- Barcelona s/a.
CEBERIO, I.M.: Leizaran: Un valle singular.- En: Ibaiak eta Haranak. El agua, el río y los espacios agrícola, industrial y urbano, vol. I.- ETOR.- San Sebastián, 1989
GARMENDIA LARRAÑAGA, Juan.- De Etnografía vasca (4 ensayos) - El caserío, Ritos fúnebres, Galera del boyero, Las ferrerías.- Colección Documento.- Caja de Ahorros Provincial de Guipúzcoa.- San Sebastián, 1976.
IRIONDO, Jaione.- Panel explicativo colocado junto a los hornos de Bizkotx.- Berastegi, 2003.
MÚGICA, Serapio.- Geografía General del País Vasco Navarro.- Tomo Guipúzcoa.- Alberto Martín.- Barcelona 1918.
PEÑA, Javier.- Estadística minera de España, años 1907 a 1913.- Consejo de minería.- Madrid.- Datos de Guipúzcoa.
 

Ver también la bibliografía general de la página del Leitzaran.


Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Minas del Leizarán   >>Bizkotx  |   

Última actualización: 30/06/2014