Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Minas del Leizarán   >>Ermosu  |   

Minas de Ermosu (Hermoso)

 

Se trata de una explotación minera de hierro situada al norte de la zona media del arroyo Altzegi.

Altzegi erreka es afluente del río Leitzaran guipuzcoano por su margen derecha. Desciende desde el monte Altzegi (también conocido como Altzadi u Olaso) en dirección oeste. En mapas del siglo XIX este arroyo aparece con el nombre de Hermoso (Hermosoco erreca), y el monte Altzegi viene con el nombre de Hermosoco gaña. En la actualidad se conserva el topónimo Ermosu cerca de las minas.

En esta mina se ha extraido desde hace siglos mineral de hierro, como lo indican las labores a cielo abierto. Estas labores son anteriores a la creación de galerías y vaciado de los filones subterráneos que se realizaron a partir de finales del siglo XIX, fechas de las que data la concesión «Buena Estrella» (en cuyos terrenos se encuentran las minas).

En alguna publicación de principios del siglo XX estas minas aparecen en ocasiones como pertenecientes al "Grupo de Lorditz" (junto con Urdanbide, concesión número 1550), y otras veces se les incluye dentro del Grupo o Coto "de Berástegui" (que abarca también a Bizkotx).

Las minas de Urdanbide y las de Ermosu dieron lugar a la construcción de un pequeño ferrocarril de tracción animal, el ferrocarril de Lorditz, y de dos hornos de calcinación. El mineral se transportaba después en el tren del Plazaola.

Nota.- Esta mina la tenía recogida anteriormente como dos diferentes, con los nombres de Altzegi y Olizar.


SITUACIÓN Y ACCESO

Las minas se encuentran en el término municipal de Berastegi (este de Gipuzkoa), al norte de Altzegi erreka, afluente por la derecha del río Leitzaran; a 800 m al E de Mustar-Berri y a 1300 m al N de las minas de Bizkotx.

La parte meridional del filón principal está en X 587.410 Y 4.775.765 (ED50 30T)(1º 55' 31,4" W - 43º 07' 43,7" N, Hoja 89-15), a  575 metros de altitud. Desde este punto se extiende unos 350 m hacia el NNW (650 m de altitud). A 100 m al oeste de las coordenadas que se han indicado hay una galería, y a poco más de 100 m de la parte septentrional (también al oeste) hay otro par de galerías.

Los hornos de calcinación de Mustar están situados en X 586.540 Y 4.776.215 (ED50 30T) (1º 56' 09,7" W - 43º 07' 58,6" N, Hoja 89-15), entre la que fue ferrería de Mustar y el caserío Mustar-berri, a mano derecha (en sentido descendente) del tren de Plazaola.

Croquis de las minas de Ermosu (Hermoso)
Croquis de situación de las minas.
En la página del Ferrocarril de Lorditz se da una visión más general de la zona.

Desde la vía verde del Plazaola se toma la pista forestal que arranca 120 metros al sur del túnel nº 5 (según la numeración que comienza en Plazaola y termina en Andoain), y que pasando por el caserío Mustar Berri alcanza la casa del guarda forestal situada en Olizar.

Desde aquí se continúa por la misma pista horizontal en diección NE unos 150 metros, donde tomamos a la derecha otra pista ascendente, que remontaremos durante unos 500 metros. 60 metros antes de llegar a una cerrada curva a la izquierda nos encontramos con otra pista forestal, a mano izquierda, horizontal. Se trata de la explanación del que fue ferrocarril de Lorditz.

Dicha explanación del tren continúa también (y horizontal) a mano derecha de la pista por la que subíamos, aunque no es muy visible por la vegetación. Continuando por la explanación en dirección SE llegamos a Altzegi erreka, donde nos encontramos con las bocaminas meridionales.

Para acceder al norte del yacimiento se continuará por la pista ascendente. 60 metros más arriba de la curva citada nos encontramos con la galería sur, a mano derecha junto a la pista. Otros 60 metros más arriba, y también a mano derecha, veremos la galería norte. Continuando pista arriba, a 90 metros de la segunda galería se toma un camino que asciende en dirección SE, el cual a los 250 metros se cruza con las extracciones a cielo abierto.

A los hornos de Mustar puede llegarse por tres caminos (siempre partiendo del ferrocarril de Plazaola).
* Uno de ellos se toma al N del túnel nº 5, remontando unos metros Altzegi erreka por su orilla derecha. Tomaremos el camino que asciende un poco a mano izquierda, y que en seguida se vuelve horizontal y conduce directamente a la base de los hornos.
* El otro acceso parte del N del túnel nº 6, por una pista que asciende entre el túnel y el río. Tras una curva a la izquierda se llega a un falso collado sobre el túnel con un cruce de caminos. Desde aquí descendemos unos metros hacia el S, por el camino que baja suavemente hasta llegar también a la base de los hornos. A poca distancia del cruce podemos localizar también la explanación del pequeño tren, que llega a la parte superior de los hornos.
* Por último podemos trepar directamente desde la vía verde del Plazaola, a unos 50 metros al S del túnel nº 6 (se ven los hornos entre la vegetación).

Entrada a la galería principal de Ermosu
Final de la trinchera y entrada a la galería principal. Foto: Xabier Cabezón (2012)


MINERALES

El yacimiento de Ermosu forma parte de una serie de filones relacionados con el macizo granítico de Peña de Aia, y que se extienden por Lesaka, Irun, Oiartzun, Artikutza, Goizueta, Berastegi y Leitza. Se trata de dos sistemas de filones (unos de hierro y otros de galena, blenda y pirita de cobre) que se van repitiendo en dichos lugares. Los de hierro adoptan la forma de filones-capa entre las pizarras paleozoicas, estratrificados entre ellas. En general tienen espesores considerables, con tendencia a acuñarse en sus extremos, pasando a veces a masas lenticulares.

En 1907 se dice que "se han hecho también algunos reconocimientos en las minas «Explotación Antigua» [Urdanbide] (núm. 1550) y «Buena Estrella» (núm. 1577), habiéndose cortado, en la primera, un filón de carbonato [de hierro] de 5,50 metros de potencia y, en la segunda, otro filón de menor importacia".

Por algunos restos en el terreno (piedras, manchas de óxido) se aprecia que de las minas se extraía mineral de hierro, tal como ocurría con otras explotaciones vecinas. Véase la página sobre "Yacimientos mineros en el Leitzaran", en los párrafos que hablan de minerales en este valle.

El mineral de hierro de estos filones es carbonato de hierro (siderosa o siderita), convertido en óxido de hierro (hematites roja u oligisto) en la zona próxima a la superficie. También se encontraban en la zona superficial hidróxidos (hematites parda o limonita), producto de la hidratación del óxido.

Como en el resto de los yacimientos de la zona en éste también se extraía antiguamente el mineral próximo a la superficie (hematites), siendo los trabajos de extracción a cielo abierto o por medio de galerías poco profundas. Era el mineral utilizado por las ferrerías. Sin embargo la explotación moderna (a partir de finales del XIX) ha consistido en la extracción del carbonato, presente en la parte más profunda de los yacimientos. Este carbonato se calcinaba en hornos antes de su transporte para convertirlo en óxido. En esta operación se perdía un dos por ciento del mineral.

En el llamado "coto de Berástegui" existieron también otras minas próximas a Ermosu, explotadas para las ferrerías de la zona. En época moderna destacaron las minas de Bizkotx, «Casualidad» (concesión nº 1453), y Urdanbide o Tolosamina, «Explotación Antigua» (nº 1550). La compañía arrendataria de «Buena Estrella» lo era también de estas minas y las explotaba conjuntamente. «Explotación Antigua» y «Buena estrella» disponían de un pequeño ferrocarril terminado en un plano inclinado, que desembocaba en dos hornos de calcinación situados en Mustar. Desde aquí se cargaban los minerales directamente al tren de Plazaola procedente de Bizkotx hacia Andoain.

 

Pozo en las minas de Ermosu, en Olizar
Pozo, en las hondonadas superiores de Olizar. Foto: Xabier Cabezón (2004)


HISTORIA Y PROPIETARIOS

A principios del siglo XVIII las minas de Ermosu surtían de mineral a las ferrerías de Plazaola y Ameraun: «...haviendo tenido suerte de hallar una benera en el partido que llaman Hermosu... y ser la dicha benera aneja y perteneciente a las herrerías de Plazaola y Ameraun, travaja... en sacar la bena que puede para las dichas herrerías de donde al presente se probeen de la mayor parte...».

En 1898 D. Tomás de Horma (vecino de Santurce) obtuvo la concesión de una explotación minera de hierro, con el nº 1577, con el nombre de «Buena Estrella», de cincuenta y cuatro pertenencias, que en su parte oriental engloba el filón de Ermosu. Además de este filón, en esta concesión probablemente se han explotado otros yacimientos. El mismo año de 1898 se le concedió una demasía de hierro a Buena Estrella, con el nº 1660, de 3,3312 ha.

En 1907 y 1908 estas minas, junto con las de Urdanbide («Explotación Antigua»), estaban arrendadas para su explotación a la "Sociedad Minera de Berástegui", luego "Sociedad [o Compañía] Minera Guipuzcoana" (de capital vizcaino), arrendataria también de Bizkotx («Casualidad») y propietaria del ferrocarril de Plazaola a Andoain construido para transportar los minerales de esta última mina.

En 1907 ya funcionaban el ferrocarril de Lorditz y los hornos de Mustar (seguramente hechos ese mismo año). Fueron construidos por la sociedad explotadora, realizadora también de los hornos de Bizkotx y del ferrocarril a Andoain.


PRODUCCIÓN

Estos son los pocos datos que poseo, extraídos de los anuarios mineros del período 1907 a 1908:

En 1907 sólo se llevaron a cabo algunos reconocimientos, "habiéndose cortado... otro filón de menor importancia" (el de "más" importancia, en «Explotación Antigua», tenía una potencia de 5,5 metros). Probablemente este año se construyeron el ferrocarril de Lorditz y los hornos de Mustar.

En 1908 se produjeron 4.525 toneladas de carbonato calcinado en «Explotación Antigua», que se declararon conjuntamente con el mineral depositado el año precedente en Bizkotx. Cabe la posibilidad de que una parte procediera de «Buena Estrella», aunque no se menciona expresamente.

No poseo más datos, ni anteriores ni posteriores.

Como dato orientativo, en 1907 los gastos de transporte por cada tonelada de mineral, desde los hornos de las minas de Bizkotx hasta los almacenes del puerto de Pasajes, eran los siguientes: De Biscoch a Andoain, 17 kilómetros por el ferrocarril del Leizarán = 2,04 pesetas. De Andoain a Pasajes, 19 kilómetros por el ferrocarril del Norte = 1,52 pesetas. Cargas, descargas y puerto = 2,64 pesetas. TOTAL = 6,20 pesetas. Es de suponer que los gastos del mineral de Ermosu fuesen similares, pero añadiendo el coste del transporte desde las propias minas hasta los hornos de Mustar.


ESTRUCTURA FÍSICA

El yacimiento de Ermosu está formado por un filón de mineral de hierro, que se extiende 350 metros en dirección NNW-SSE. La mayor parte del filón parece que afloraba a la superficie, con poca profundidad; sin embargo, algunas galerías indican que probablemente también hubo mineral subterráneo.

El tercio superior o septentrional (unos 100 m de largo y 15 a 20 de ancho) es toda una excavación a cielo abierto, con el suelo casi horizontal y de unos 8 metros de altura en la pared oriental; se encuentra a una altitud media de 650 m, en la zona denominada Olizar. Dentro de esta excavación hay una serie de cubetas o pequeñas hondonadas, cuatro en la parte occidental (de largos entre 5 y 25 m, anchuras de hasta 7 m y alturas que alcanzan los 6 m) y tres en la oriental, no muy grandes. En la central de estas últimas se localiza un pozo o galería con mucha inclinación. Salvo quizá el pozo, es el primer tramo que se explotó.

Siguiendo en dirección SSE se encadenan en una longitud de 130 m una serie de trincheras con largos entre los 15 y los 30m, anchuras entre 1 y 3 m y no muy profundas (no parecen tener más de 4 m); aquí se ha explotado directamente lo que quedaba del filón. Este tipo de explotación también fue beneficiado en época temprana.

Trinchera norte de las minas de Olizar
La trinchera situada más al norte. Foto: Xabier Cabezón (2004)

Continuado hacia el arroyo (a 70 m de éste) hay otra trinchera (a 600 m de altitud, de 30 m de largo, 10 m de ancho por su parte NW y 2 por la S, y unos 15 m de alto) que da acceso a una gran galería que accedía a la parte inferior del filón. La denominaré como galería principal, pues posiblemente en esta galería se realizaron las labores principales de extracción a principios del siglo XX. A la salida de la trinchera hay una pequeña explanada cubierta de piedras a modo de losas, de 20 por 5 metros. En ella había alguna construcción, a juzgar por los restos de algún muro y tejas rotas.

Por debajo de la galería principal hay otras galerías (a 585, dos a 575, a 560 y a 555 m de altitud), que en general tienen sus correspondientes escombreras. Sin duda accedían a la parte inferior del filón. El camino de acceso llega al nivel de las galerías situadas a 575 m; junto a ellas y al arroyo hubo alguna pequeña construcción relacionada con las minas.

A la misma altura aproximada que los socavones anteriores, pero a la izquierda del arroyo (a unos 10 a 15 m de éste), se aprecian al menos otras tres bocaminas, y en la misma ladera, próxima a ellas hay alguna más. Es posible que estas perforaciones de la margen izquierda no fueran más que simples catas, pues no hay escombreras u otros signos de explotación.

Además de las estructuras descritas hay dos socavones o galerías, que se encuentran 125 metros al oeste de las hondonadas (a 590-595 m de altitud). Ambas se encuentran junto a una pista forestal (a mano derecha en sentido ascendente), y separadas entre sí 60 metros; aquí las llamaré Olizar norte y Olizar sur. Probablemente no hayan pasado de ser meros reconocimientos, si bien la meridional presenta una pequeña escombrera en su exterior. Esta boca sur tiene una entrada pequeña, de 85 cm de ancho por poco más de 1,5 metros de alto, ensanchándose algo después. La boca norte corta un antiguo camino de herradura bien marcado, luego es bastante reciente. En principio, las galerías, al dirigirse hacia el este, pasaban bajo la zona de laboreo superficial, por lo que tratarían de hallar la parte inferior del filón (aunque para ello debían recorrer más de 100 metros). Por los escasos o nulos restos de explotación se deduce que no tuvieron éxito.

Toda la ladera bajo las hondonadas septentrionales presenta una serie de surcos descendentes, que no parecen fruto de la erosión ni de labores madereras; probablemente son también restos de explotación superficial de mineral.

Galería Olizar sur de las minas de Ermosu
Entrada de la galería Olizar sur. Foto: Xabier Cabezón (2004)


FERROCARRIL Y HORNOS DE CALCINACION

No conozco ninguna estructura relacionada con la carga de mineral en las vagonetas en la propia mina.

Desde aquí el mineral se transportaba mediante una sección del ferrocarril de Lorditz y su plano inclinado hasta los dos hornos de calcinación de mineral situados en la zona de Mustar, ya que en dicho estado era como se realizaba el posterior transporte por ferrocarril.

Sobre el ferrocarril Plazaola - Andoain, a 220 metros al norte del caserío Mustar-berri, se construyeron dos hornos de calcinación, descritos igualmente en la página del ferrocarril de Lorditz.


ESTADO ACTUAL

Galerías: En general todas las galerías están inundadas, en particular la galería principal y toda la sección de la trinchera que le sirve como entrada.

Se conserva la explanada en el acceso a la galería principal, con parte de su empedrado y restos de un muro, así como abundantes trozos de tejas que se extienden por la escombrera ladera abajo. Junto a las galerías más próximas a la margen derecha del arroyo (cota 575) hay algunos restos de pequeñas construcciones.

Los hornos de Mustar están enteros, en buenas condidiones. No quedan restos de cargaderos, ni por encima ni por debajo de los hornos.


VARIOS

50 metros al NE de la galería principal, por encima de ella, se encuentra el extremo inferior de  una hondonada que extiende ladera arriba en dirección NNE. Esta hondonada, de 90 metros de longitud, alcanza su mayor tamaño en su parte superior, una especie de embudo o cubeta de unos 25 metros de diámetro y 8 de profundidad. Según desciende, la depresión va perdiendo anchura y altura, pasando a unos 10 y 4 metros respectivamente en su zona central, y a 6 y 2 metros al final.

Sus bordes son relativamente abruptos, y su perfil se asemeja a una "U" en la cubeta, tendiendo a "V" abajo. El fondo está formado por piedras (de diversos tamaños), y las paredes de la caja, en general, son de roca (pizarras y areniscas) del terreno. Si bien se aprecia la acción del agua en el fondo (transporte de tierra y pequeños materiales) es evidente que esta depresión no es de origen hidráulico. Aguas abajo de la hondonada la ladera se desarrolla con normalidad: no hay surcos creados por el agua y, lo que es más importante, no existen vestigios del material vaciado en la depresión.

Pueden barajarse, al menos, dos hipótesis sobre su formación. La más probable, que se trate de una antigua extracción de mineral situado en superficie (a cielo abierto). Otra, que se deba al hundimiento de una cavidad interna, producto del vaciado de un filón relacionado con las minas de Ermosu.

Hundimiento en las minas de Altzegi
La hondonada vista desde arriba. Foto: Xabier Cabezón (2004)

En cualquier caso, se menciona aquí la existencia de esta hondonada porque probablemente está relacionada con las minas de Ermosu.

Acceso: situándonos en el cruce de la pista procedente de Mustar berri con el ferrocarril de Lorditz, continuamos ascendiendo por la pista  en vez de tomar por el ferrocarril. Llegaremos a un desvío a mano derecha (otra pista forestal construida recientemente), que nos conducirá a la parte superior de esta depresión.


BIBLIOGRAFÍA

Ver también la bibliografía general de la página del Leitzaran.


Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Minas del Leizarán   >>Ermosu  |   

Última actualización: 09/02/2016