Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Prehistoria  |   

El Leitzaran y la Prehistoria

 

Monumentos prehistóricos en el valle del Leizarán:
           Estación megalítica de Onyi-Mandoegi
           Estación megalítica de Belabieta
           Cueva de Marizulo
           Yacimiento de San Esteban de Goiburu

Caminando por las cimas y collados que bordean el Leitzaran nos encontraremos con numerosas señales de antiguos pobladores de estas alturas. Sus habitantes (probablemente pastores) nos dejaron algunos testimonios de su presencia: son los dólmenes, los túmulos y los crómlech. También puede verse algún menhir.

En el valle del Leitzaran hay también una cueva sepulcral, la de Marizulo, y un poblado prehistórico, el de San Esteban de Goiburu.

Los dólmenes, abundantes en Euskalherria, fueron usados como sepulturas colectivas. Se construyeron en el Eneolítico y en la Edad del Bronce (durante el segundo milenio a. C.). Un dolmen  (trikuharri o jentilarri) consistía en una cámara formada por varias piedras verticales (losas), sobre las que se disponía una cubierta horizontal hecha también con losas. Alrededor del dolmen se solía colocar un montón circular de tierra y piedras (túmulo) que llegaba a tapar el dolmen (dolmen tumular). En la cámara se depositaban cadáveres sin incinerar, junto con algún ajuar. Los dólmenes solían ser reutilizados. Los dólmenes guipuzcoanos, y en concreto los de esta zona, son de pequeño tamaño y no tienen la monumentalidad de algunos como, por ejemplo, los alaveses. La búsqueda de presuntos tesoros ha ocasionado que, desde hace siglos, estos monumentos hayan sido totalmente expoliados.

Los túmulos fueron otra forma de enterramiento colectivo del Eneolítico-Bronce. Al igual que los dólmenes, se trata de amontonamientos circulares de piedras y tierra, en cuya zona central se hacía la inhumación de los fallecidos. En ocasiones se rodeaban los cadáveres mediante algunas pequeñas losas (formando una cista). A veces es difícil distinguir si unos restos corresponden a un túmulo o a un dolmen, ya que este último ha podido perder todas o casi todas sus losas, con lo que los restos pueden parecer los de un túmulo (quizá con cista en el centro). Por lo tanto, algunos monumentos catalogados como túmulos pudieron haber sido, en realidad, dólmenes.

Los crómlech (harrespilak, mairubaratzak, jentilbaratzak o simplemente baratzak) se asocian a la Edad del Hierro (durante el primer milenio a. C.). Son círculos delimitados por piedras clavadas en el suelo. El número y tamaño de las piedras y el diámetro del círculo son muy variables. Los crómlech pirenaicos son pequeños: su diámetro a veces no llega a los tres metros, y son pocos los que sobrepasan los quince. Las piedras que los forman también son de pequeño tamaño, y a veces apenas sobresalen del suelo. Existen crómlech cuyo interior se rellenó con un túmulo de piedras (crómlech tumulares).

Los crómlech pirenaicos se presentan, en general, agrupados. El número de círculos en un grupo es variable, y los círculos pueden estar separados, tangentes entre sí o incluso solaparse. A pesar del nombre, sólo tienen en común con los famosos crómlech de Bretaña e Inglaterra el ser redondos y el estar hechos con piedras.

Diversas excavaciones han demostrado que los crómlech pirenaicos tenían una función funeraria, como sepulturas colectivas. Pero presentan una diferencia sobre los dólmenes: en los crómlech se colocaban las cenizas de los cadáveres, incinerados previamente. Esas cenizas se depositaban a veces metidas en una vasija de cerámica, o se rodeaban con pequeñas losas formando una cista.

La distribución geográfica de los crómlech pirenaicos tiene una particularidad que aún no ha sido explicada: por el este se extienden en gran número por los Pirineos, casi hasta Cataluña; pero por el oeste terminan al llegar al Oria y al Leitzaran. En la divisoria oriental de este río se extiende una importante concentración de crómlech, mientras que en la occidental no hay un solo ejemplar. No obstante, recientemente se han descubierto crómlech al oeste del Oria-Leitzaran, aunque en muy escaso número y dispersos: uno en Araba, cinco en Bizkaia, tres en Nafarroa, uno en Zarautz, dos en Donostia y dos en Ataun. En la península ibérica hay también crómlech al SE de Portugal, entre los que destaca el crómlech de Almendres, cerca de Évora.

En el área del Leizarán hay también un par de menhires o monolitos. Son piedras alargadas de cierto tamaño hincadas en el suelo en posición vertical. Uno de ellos forma parte de un crómlech. Se admite que la construcción de los menhires debió ser contemporánea de los crómlech, por lo que pertenecerían a la Edad del Hierro.

Todos los monumentos megalíticos se sitúan en lugares con amplia visibilidad: collados altos, divisorias de aguas, rellanos o laderas muy despejados. Su elevado valor cultural proviene de su condición: son escasísimos los restos que nos unen con nuestra prehistoria. La realidad nos demuestra de manera preocupante que están en SERIO PELIGRO DE DESAPARICIÓN.

Webs recomendadas:
El cromlech pirenaico - Web de Alfonso Martínez sobre monumentos prehistóricos
Historia de Guipúzcoa - Por Jonathan Calvo. Muchos datos sobre pehistoria.


Referencias

ALTUNA, J.; ARMENDARIZ, A.; DEL BARRIO, L.; ETXEBERRIA, F.; MARIEZKURRENA, K; PEÑALVER, X.; ZUMALABE, F.J.- Gipuzkoa. Karta Arkeologikoa. I. Megalitoak / Gipuzkoa. Carta Arqueológica. I. Megalitos.- En: Munibe (Antropologia-Arkeologia). Suplemento nº 7 - Sociedad de Ciencias Aranzadi - San Sebastián - 1990.

ALTUNA, J.; DEL BARRIO, L.; MARIEZKURRENA, K.- Gipuzkoa. Karta Arkeologikoa. I. Megalitoak. Anexo I  / Gipuzkoa. Carta Arqueológica. I. Megalitos. Anexo I.- En: Munibe (Antropologia-Arkeologia). Suplemento nº 15 - Sociedad de Ciencias Aranzadi - Donostia-San Sebastián - 2002.

ALTUNA, J.; MARIEZKURRENA, K; ARMENDARIZ, A.; DEL BARRIO, L.; UGALDE, Tx.; PEÑALVER, J.- Carta Arqueológica de Guipúzcoa.- En: Munibe, vol. 34 - Sociedad de Ciencias Aranzadi - San Sebastián - 1982 - pp. 1 a 242.

ARMENDARIZ, A.; ETXEBERRIA, F.- Las cuevas sepulcrales de la Edad de Bronce en Guipúzcoa.- En: Munibe, vol. 35 - Sociedad de Ciencias Aranzadi - San Sebastián - 1983 - pp. 287 a 294.

PEÑALVER, Xabier.- Mairubaratzak - Pirinioetako Harrespilak.- En: Munibe (Antropologia-Arkeologia). Suplemento nº 19 - Sociedad de Ciencias Aranzadi - Donostia-San Sebastián - 2004.

Ir al principio


Mapa de restos prehistóricos en el Leizarán
Situación de los restos prehistóricos

Ir al principio


Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Prehistoria  |   

Última actualización: 01/10/2011