Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Ferrerías del Leizarán   >>Amasaola  |   

Ferrería de Amasaola

 

 

Tipo

Ferrería hidráulica.


Nombre

En su origen esta ferrería se llamaba LARBARRAIN (o NARBARRAIN), y fue conocida también como ferrería nueva de Leizaur.

Posteriormente cambió su nombre por el de AMASAOLA o AMASOLA (literalmente "ferrería de Amasa"). A partir de entonces, muchas veces aparecía también con un nombre mixto: "Larvarrayn y Amasaola", Larberrain "dicho Amasaola", "ferrería de Amasaola y Larberrain"...

Dicho cambio de nombre fue motivado porque otra ferrería (la "Ferrería Nueva de Villabona") pasó a llamarse ferrería de Larbarrain. Esto ocurrió entre 1500 y 1520.


Situación

Long. 2º 00' 16,5" W. Lat. 43º 11' 19,4" N. Alt. 107m. (Hoja 64-53)
X. 580.890. Y. 4.782.340. Z. 107. (ED50 zona 30T)

Término municipal de Amasa-Villabona. Gipuzkoa.

Río Leitzaran, orilla izquierda, a 5 km de la desembocadura, 80 m arriba de la desembocadura de Aski erreka, a 700 m al W de las campas de Bertxin y ferrería de Larbarrain, a 550 m al SSE de la Central de Iberdrola. En el lugar denominado Amasaola.

amasaola.gif


Acceso

Desde Andoain seguir la vía verde del Plazaola. Después del túnel nº 29 tomar la segunda bajada al río, la que da acceso a las "campas de Bertxin". Al pasar el puente de cemento tomar la pista forestal de la derecha (primero asciende y luego baja). En el siguiente cruce (punto más bajo) seguimos por la pista de la derecha, hacia el río. Ésta atraviesa el canal de la ferrería y se convierte enseguida en camino. A 30 metros del cruce el camino pasa junto a las ruinas de la vivienda de Amasaola. 50 m después de la casa se encuentra la ferrería. 100 m más abajo está la desembocadura de Aski erreka.

En verano también es posible el acceso vadeando el río.


Restos actuales

Aproximadamente bajo el punto más alto del camino de acceso antes descrito existen grandes bloques de conglomerados en el río, desprendidos de las laderas. En la margen izquierda, entre algunos de estos bloques (uno de ellos mayor que los otros) y la orilla, se observa una acumulación de piedras y cantos de poco tamaño, en concentración algo superior a otros puntos de la zona. Pudieron ser materiales de relleno de la presa, la cual aprovecharía los bloques citados antes (1). Por otro lado, no existe ningún rastro del canal aguas arriba de este punto. Ambos datos permiten suponer que aquí se encontraba la presa (o la "media presa" citada en 1694).

Desde este lugar empieza la parte visible del canal. Primero un tramo de 100 metros junto al río, donde apenas se distinguen restos de mampostería (a unos 40 m del inicio hay unas cuantas escorias). El segundo tramo es ya un surco o trinchera perfectamente reconocible y visible, de 2 metros de ancho al principio y 4 en su parte final. Tras 65 metros la trinchera pasaba bajo un puentecito para el camino de acceso (actualmente roto y cubierto de tierra); continúa luego otros 90 m hasta llegar a los restos de la ferrería. La longitud total del canal reconocible es de 260 metros.

amasaola1.gif

De las anteparas quedan solo algunos restos de paredes muy mal conservados. El más visible consiste en un trozo de muro, de unos 12 metros de largo por 2 de alto en su punto más alto, que tiene un grosor de 1,3 metros. En él se aprecian dos vanos rectangulares: uno de 1,6 de altura visible y 0,55 metros de ancho (tipo puerta, aunque muy estrecho), y junto a él un ventanuco de unos 30 cm de ancho. Es posible ver el trazado de más paredes, aunque con dificultad. El suelo debió estar al menos 1 metro más bajo que el nivel actual, a juzgar por los huecos entre las piedras derruidas. A partir de las anteparas se aprecia el canal de desagüe o estolda, visible en unos 30 metros.

A la izquierda de las anteparas la ladera del monte está tallada, con distintos ángulos. Aún se conserva un lienzo de piedras que reviste una parte de la ladera tallada.

En la orilla del río y junto a la ferrería hay dos estructuras de piedra, que aparentan ser estribos de un puente, separados unos 15 metros entre sí. El superior tiene perfil rectangular, mientras que el inferior es más redondeado. En la orilla derecha (la opuesta) otro estribo, éste con seguridad. Se corresponderían con el "puente de Larbarrain" citado por INSAUSTI (1541), y con el que aparece en un reconocimiento en 1694. Este puente (y la función de los distintos estribos) se describe con más detalle en el artículo del puente de Amasaola.

En el área que comienza 2 metros más arriba del estribo superior y que se extiende unos 25 metros aguas abajo, hay un depósito de escorias a lo largo de toda la orilla. También hay abundantes escorias en la tierra entre el río y la ferrería. Alrededor del estribo inferior hay una colada de escorias (solidificada in situ), en la misma orilla.

A 30 metros del puente sobre el canal y 60 de la ferrería, entre el camino y el río, existen restos de las paredes de un edificio (muy posiblemente la vivienda de la ferrería).

La pista que se ha descrito para el acceso desde el puente de Bertxin ha sido un sendero hasta mediados de los 90. Este sendero bien pudo usarse en la época de funcionamiento de la ferrería, pues la comunicaba directamente con Larbarrain. Posteriormente se excavó la pista actual.

amasaola2.gif (14004 bytes)

En el Boletín Oficial del País Vasco (nº 208 de 30/10/1997) se publica una Resolución de la Viceconsejería de Cultura, Juventud y Deportes del Gobierno Vasco, de 11/9/1997, en la que se declaran una serie de Zonas de Presunción Arqueológica en Elduain. Entre ellas figura "10. Ferrería Amasola (ruinas) (E)", donde "E" significa "Área que se especifica en el Plano".

Estos restos son muy valiosos. Por favor, respetadlos.


Notas históricas

La ferrería de Amasaola y la de Larbarrain tienen una historia confusa en lo que se refiere a nombres, propietarios e, incluso, al número de ferrerías. Hasta 1536 no hay duda sobre su identificación: [Larbarrain-]Amasaola era en todo o en parte de propiedad particular, mientras que la otra ferrería era de propiedad comunal. Pero desde mediados del siglo XVI da la sensación de que los documentos se refieren siempre a una única ferrería común a Amasa y Villabona, a la que denominan indistintamente Larbarrain (o sus variantes), Amasaola, o con ambos nombres como se ha visto antes. Probablemente las dos ferrerías formaron parte de una misma "empresa", lo que justifica que el nombre de Larbarrain se aplique a ambas. El nombre de Amasaola sería específico de una de ellas.

Las primeras noticias de esta ferrería nos la presentan ligada a la casa de Leizaur, de Andoain, propietaria así mismo de la ferrería de Andoain (Leizaur). En efecto, vemos que en 1434 Juan Pérez de Leyçaur (señor del solar de Leyçaur) era propietario de las ferrerias "llamadas la ferreria vieja de Leyçaurr e de la ferreria nueba de Leyçaur que son en el termino e jurisdiçion de la dicha vezindad de Aynduayn e de la vezindad de Amasa" (2).

Ferrería de Amasaola, estribo izquierdo inferior.
Estribo inferior del lado de la ferrería. Foto: Xabier Cabezón (2013)

El 26-VII-1467 Enrique IV concedió los derechos del albalá y diezmo viejo de la "ferrería de Narbarrayn que es de Ochoa de Liçaur", de por vida, a Domenjón de Andía. También el 10-XII del mismo año concedió estos derechos "de la ferrería nueva de Juan de Leyçaur e de la ferrería de Ochoa de Leyçaur que se llama Narvarrayn", "de juro e de heredad", a Lope de Olabarrea, por renuncia de Luis de Mesa.

Ochoa Martínez de Leizaur (se trata del anterior) sigue siendo propietario de Larberrayn en 1477, junto con Ochoa Martínez de Elcaraeta (de San Sebastián). Consiguen una carta de amparo de su posesión, ante el "recelo de ser inquietados en ello por terceros". En 1480 aparecía Elcaraeta como propietario, quien obtuvo otra carta de amparo para que no se le impidiera cortar leña en los montes de Amasa-Villabona ni apacentar en ellos sus ganados.

En un informe de 1497 sobre fiscalidad se indica que "le valen los derechos destas ferrerías en cada un año al dicho Domenjón de Andía, las unas a dos mil maravedis, e las otras a mill e ochoçientos cada una dellas". Sobre los derechos de Lope de Olaberría consta que "no ha gosado los dichos cuatro [últimos] años".

En 1520 se inició un pleito entre Villabona y Tolosa (que duró hasta 1536) sobre jurisdicción de términos. Una ejecutoria real concedió a Tolosa la "posesión de jurisdiçión en la herrería de Amasaola, siendo heredad de particulares e no teniendo parte alguna en propiedad ni posesión la dicha villa de Villabona, porque la mitad de la dicha herrería hera de Amassa e la otra mitad de maese Lope de Ysturiçaga". Elcaraeta había vendido su mitad a Lope de Isturizaga en 1520. En la documentación se habla también, explícitamente, de la ferrería de Larbarrain. Ésta es la primera mención documental donde aparece el nombre de Amasaola.

Hasta 1497 la ferrería fue de propiedad privada; en el período de este pleito seguía siendo particular la mitad de la propiedad; la otra mitad era de Amasa. Este dato permite distinguir esta ferrería de la de Larbarrain (de propiedad concejil desde su inicio).

Ferrería de Amasaola, pared contra el monte.
Pared contra el monte. Foto: Xabier Cabezón (2013)

Desde el 25-XII-1555 Amasa arrendó su parte de la ferrería de "Larvarrayn e Amasaola" a Sebastián de Urnieta por 4 años y una renta de 24 ducados al año. Sebastián tuvo que hacer numerosas reparaciones. El 30-III-1556 se rompió el mazo, y su reposición costó más de 41 ducados. El 13-I-1561 hizo cuentas con el concejo de Amasa por la reparación del puente, presa y anteparas (236 ducados). Este mismo año de 1561 "vecinos de Andoain" la ponen de nuevo labrante, renovando su huso. Posiblemente uno de ellos fuese el García de Zumeta de quien se habla más adelante.

En las Juntas Generales del 24-XI-1559 se estipularon las marcas que debía llevar el hierro. A Amasaola le correspondió una "S", por la jurisdicción de "S"an Sebastián y Hernani, junto con otras ferrerías de Andoain y del Valle del Urumea. Estas ferrerías fabricaban su hierro con vena de Somorrostro.

García de Zumeta tenía arrendada en 1563 la mitad perteneciente a Amasa de Larvarrayn e Amasaola; efectuó en ella varias reparaciones. El 19-IX pagó 24 ducados por la renta de ese año, y el 27-XII renovó el arrendamiento por dos años más, a contar desde el 24-III-1564 y con 42,25 Ds. al año.

Conocemos un contrato por el que este ferrón García de Zumeta se igualó (3-V-1563) con Juanes de Dioztegui, de Urnieta, para transportar vena (procedente de San Sebastián) desde el puerto de Osiñaga (Hernani) y llevar a este puerto el hierro labrado por la ferrería.

Sin haber terminado el contrato con Zumeta, Amasa arrendó su media ferrería a Juanes de Larrea. Lo hizo por dos años, a contar desde el 24-III-1565. El contrato se firmó el 21-V-1564.

No obstante vemos de nuevo como ferrón a García de Zumeta en 1566, quien mediante contrato del 17-VI se obligó a dar a Juanes de Egúsquiza 68,5 quintales de hierro (2/3 vergajón y 1/3 platina), labrados con "vena de mar" y puestos en la plaza de Andoain. Este año también entabló un pleito sobre unos montes que había arrendado en el valle de Leizaran, en Enarcelai. El concejo de Amasa le renovó el arrendamiento (incluídos molino y casa) por otros cuatro años (a contar desde "Nuestra Señora de Marzo" de 1569). El precio era de 50 ducados por adelantado y 2 ducados anuales de alcabala al concejo. A cargo de éste corrían "los 9 miembros principales (no su reparo)". Podría tener solamente 15 bueyes como ganado. Trabajaba entonces como carbonero Martín Pérez de Amolaz (Oyarzun).

Pared con hueco, en invierno
Pared en la zona de las anteparas
Foto: Xabier Cabezón (2007)

Vemos instalado a otro ferrón en 1569. Entre el 29-IX de este año y del siguiente aparece como arrendador Joanes de Larramendi. El 12-VI-1571 hicieron un contrato de compra-venta de hierro Joanes de Larramendi y Joanes de Arzamendi, quien era ferrón de Agaraiz (Billabona) y Larberrain "dicho Amasaola" (3).

En 1571 Lope de Ysturiçaga vendió su media ferrería a la villa de Villabona. Desde finales de dicho año un nuevo ferrón, Esteban de Galardi, arrendó la ferrería (también tenía arrendada la ferrería de Olaberria, en Andoain), que incluye casa y molino. El alcalde de Villabona le hizo la entrega el 12-XI (4). Este mismo año Esteban contrató a Pedro de Zumeeta (Berastegi) para que durante dos años le cociese toda la vena que Esteban acarreara a Larbarrain. Se le darían leña y monte en Amasa mendi, así como el disfrute de la casa y derecho a pastos, a media ganancia con Galardi. Se trata, pues, de un caso de subarriendo.

Se conocen más actividades de Esteban de Galardi (o de Arizmendi en algún documento): el 27-III-1573 se concertó con Miguel de Elgorriaga (Urnieta) para el acarreo de la vena desde el puerto de Ergobia hasta la ferrería de Amasaola y Larberrain, y del hierro desde la ferrería hasta Osiñaga. El acarreo se hacía los días de labor con dos machos. En 1576 estaba en pleito con Villabona por los montes de Astabizcar que la villa le había vendido. El 12-II-1576 Amasa puso en almoneda por 4 años (con efecto desde el 29-IX) su mitad de Amasaola, ofreciendo 1700cc. de arboleda en Oríbar. La tomó de nuevo Esteban de Galardi por 8 años, pagando 74 ducados anuales. El concejo corría con el renuevo de los 9 miembros mayores. En 1582 continuaba Esteban como ferrón, hasta su muerte en 1584. Su fiador, Domingo de Bazcardo, devolvió la ferrería al concejo de Amasa "parada y jermada".

Hueco en la zona de anteparas
Hueco en la zona de las anteparas
Foto: Xabier Cabezón (2013)

En esta etapa (al menos desde 1571) la ferrería es ya propiedad del concejo de Amasa y de la villa de Villabona, por lo que esta última había adquirido la parte que había sido de propiedad particular.

A la muerte de Esteban de Galardi en 1584 Amasa arrienda su mitad de Amasaola a Gaspar de Portu (San Sebastián) por 4 años y 50 ducados anuales. La operación se realizó en julio (con efecto desde noviembre).

Sabemos que en 1597 la ferrería estaba en malas condiciones, pues Villabona hace un requerimiento a Amasa "para reedificar la herrería de ambos concejos". Las obras debían haber terminado para Navidad de 1604, pero el 15-V-1605 Juanes de Legarra, Juanes de Osandola y Musturia y Juan Percena aún no las habían concluído y la ferrería estaba sin arrendar. El 26-IX del mismo año Martín Pérez de Egúzquiza -o de Arbide-(5) entrega las obras terminadas de Larbarrain-Amasaola (reedificación de presa, anteparas, vivienda, molino, puente, etc.) a los concejos de Amasa y Villabona (a cada uno su parte). El mismo día se arrienda a Juan López de Zumeta y Lorenzo de Gazpio (Andoain) por 6 años y 100 ducados anuales.

En la relación de ferrerías labrantes de LOPE MARTINEZ DE ISASTI de 1625 no aparece esta ferrería.

Un documento del 21-VI-1694 (sobre un pleito entre Andoain y Villabona) nos da detalles sobre el estado de Amasaola en dichas fechas. De ella se dice que "... la dha herrería de Amasola está fabricada con su molino y casa de habitación aunque todavía le faltan algunos miembros como el fogón y otros para estar corriente; y tiene su media presa pegada en un peñasco en el mismo río; y toda ella en jurisdicción de Villabona, con su acequia y conducto por donde ha de ir el agua a dha herrería que pega con las antéparas que están puestas en la dha herrería... por no estar labrante y corriente...". El pleito es debido a la reconstrucción que Villabona quiere hacer del puente que existió sobre el Leitzaran, como parte de la reconstrucción global de la ferrería.

En el documento se habla también de los caminos utilizados entre Andoain y Amasaola para la entrada y salida de los materiales de la ferrería. Sin atravesar el Leitzaran, desde Andoain se tomaba el camino carretil a Berastegi hasta llegar al mojón Bustin zuriea. Desde aquí se desviaba un camino (ya por término de Billabona) hasta enfrente de la ferrería de Olaberria. Se dividía luego en dos caminos que llegaban hasta Amasaola: uno por el monte, pasando por el pasaje Yndave, y otro algo más largo que bajaba hasta el Leitzaran y subía por la orilla hasta la ferrería.

Otro camino era el que desde Andoain se dirigía por la margen derecha del Leitzaran hacia Inturia y otras ferrerías de Elduaien y Berastegi. Este camino era conocido como Artatxape, y en la actualidad es posible recorrerlo en varios de sus tramos. Algo antes de la divisoria Andoain-Eldua (arroyo Mugaeta en esa época) bajaba una senda al río, donde hubo un puente para acceder a la ferrería. Este puente fue el causante del pleito citado. De él sólo quedaban restos de los estribos el 23-V-1695.

En 1718 el mineral procedente de Somorrostro con destino a la ferrería de Amasaola se transportaba por tierra desde el puerto de Osiñaga, en Hernani; el encargado del transporte era Martín de Yparraguirre (Urnieta).

En una relación de ferrerías de 1752 se dice: Villabona.- "La una de la Villa llamada Amasaola labra setecientos quintales, su ferrón Manuel de Oinarte [también era ferrón de Inturia], con vena de Somorrostro".

GOROSABEL dice que "Hubo... una ferrería llamada Larbarrain o Amasola, sita en paraje montañoso y apartado; la cual se germó en el año de 1763 con facultad real, para construir con su importe la de Olaederra".

Según LABORDE WERLINDEN, en Amasola (al menos en el siglo XVIII) se fabricaban anclas.


REFERENCIAS

(Ver Bibliografía)

DÍEZ DE SALAZAR, L.M.: Ferrerías en Guipúzcoa..., vol.I, pp. 129, 224, 228-229, 300, 344 y 377, y vol.II, p. 234.

DÍEZ DE SALAZAR, L.M.: Ferrerías guipuzcoanas..., pp. 188-195  y 231.

GARCÍA DE VICUÑA OLAIZOLA, Iñaki: El transporte fluvial en el Urumea..., pp. 8, 24, 25 y 30. Página web

GARMENDIA, J.: De Etnografía vasca..., p. 205.

GOROSABEL, P.: Diccionario Histórico-Geográfico..., pp. 30-31.

INSAUSTI, S.: Villabona-Amasa, pp. 30-31, 37-40, 80 y 90.

IRAZU, I.: Ingurua ezagutzen - Conociendo el entorno, pp. 298 a 303.

LABORDE, M.: Ferrones, pp. 328-329.

TELLECHEA, J.I.: Ferrerías Guipuzcoanas a fines del siglo XV, pp. 96 y 109.


NOTAS:

(1)  En 1694 de dice "... y tiene su media presa pegada a un peñasco en el mismo río..." (IRAZU). El lugar descrito es compatible con dicha descripción. Volver

(2)  Archivo Real Chancillería de Valladolid, Pleitos civiles, escribanía Pérez Alonso, pleitos fenecidos, C / 864, exp. 3. Dato proporcionado por Alejandro de Lizaur (2001). Volver

(3)  Las fuentes son INSAUSTI para 1569-70 y DÍEZ DE SALAZAR para 1571. Cabría la duda de si aquí es realmente Arzamendi el ferrón, o bien continúa Larramendi. Volver

(4)  El 5-XI se hizo el examen del material de hierro por Joanes de Mimendi y Torre, macero (Andoain), y Joanes de Zumarrista, ferrón de Inturia. El 12-XI fueron examinadas las estructuras por los carpinteros San Juan de Legarrola y Juan de Sagardi. Tanto INSAUSTI como DÍEZ DE SALAZAR traen una relación muy interesante de los elementos examinados. Volver

(5)  Martín Pérez de Egúzquiza puede ser el Martín de Egúzquiza que aparece en la ferrería de Larbarrain en 1581-84. Volver


Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Ferrerías del Leizarán   >>Amasaola  |   

Última actualización: 11/06/2016