Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Ferrerías del Leizarán   >>Larbarrain  |   

Ferrería de Larbarrain

 

 

Tipo

Ferrería hidráulica.


Nombre

En su origen fue conocida como FERRERÍA NUEVA DE VILLABONA o FERRERÍA DE VILLABONA (era propiedad de Amasa y Villabona).

Entre 1500 y 1520 tomó el nombre de LARBARRAIN. Este nombre había correspondido hasta dichas fechas a otra ferrería, que pasó a llamarse desde entonces Amasaola (y también Larbarrain-Amasaola). Estos cambios de nombres pudieron ser debidos al gestionarse ambas ferrerías como una empresa única.

El nombre de Larbarrain aparece en ocasiones como Narbarrain (Narbarrayn). A este respecto, véase la ferrería de Nordeiza. DÍEZ DE SALAZAR la cita también como Larberrain.

Sobre el nombre actual "Bertxin" que recibe la zona véase "Perchina" en la descripción de la ferrería de Ezquelzu.


Situación

Long. 1º 59' 47" W. Lat. 43º 11' 17" N. Alt. 125m. (Hoja 64-61)
X. 581.550. Y. 4.782.275. Z. 125. (ED50 zona 30T)

Amasa-Villabona. Gipuzkoa.

Río Leitzaran, orilla izquierda, a 5,65 km de la desembocadura, a 700metros al NNW de Ibarrola erreka. A unos 200 metros al NW de la Central vieja de Bertxin (Mugeta), y 60 metros al N de la txabola de las campas de Bertxin; en amplia curva alrededor de las campas y txabola conocidas popularmente como Bertxin.


Acceso

Desde Andoain seguir la vía verde del Plazaola. Después del túnel nº 29, tomar la segunda bajada al río, la que da acceso a las "campas de Bertxin". Al pasar el puente de cemento, tomar la pista a mano izquierda.

larbarrain.gif (37023 bytes)


Restos actuales

De la presa no queda ningún resto. Por el recorrido del canal, debió de estar aproximadamente por donde el puente que unía las campas de Bertxin con la Central eléctrica de Mugeta. Precisamente en este punto se estrecha el cauce del Leizarán.

Unos 30 metros más abajo del puente comienza el surco de lo que fue el canal, de 4 metros de ancho y bien visible, y con una longitud aproximada de 160 metros. Aproximadamente bajo la edificación en ruinas que se describirá luego se termina la explanación del canal.

Entre el final del canal y el río (distante poco más de 30 metros) hay una extensión cubierta de piedras, de unos 20 metros de ancho. Las piedras son areniscas rojas del terreno, la mayoría de esquinas algo redondeadas, y no parecen estar labradas. La parte central de esta pedrera está a un nivel algo inferior al resto (de medio a un metro). En esta zona tuvieron que asentarse las anteparas y la fábrica de la ferrería.

La pedrera, al alcanzar el río, está algo aterrazada, y por debajo de ella se encuentran las piedras (muchas de ellas de buen tamaño) que constituyen la orilla propiamente dicha del río. La parte noroccidental de la pedrera es en realidad un montón de escorias de la ferrería mezcladas con tierra, lo que hace pensar que el edificio de la ferrería estuvo a la izquierda de las anteparas (mirando hacia el río).

Justo bajo el borde de la terraza, en la zona central de la pedrera, hay una colada de escoria en la orilla ("moco"), fluida y solidificada en el mismo lugar entre las piedras del cauce del río. Se extiende al menos por 6 metros en sentido E-W, con una anchura de 3 metros.

Colada de escorias de Larbarrain

Una vista de la colada de escoria. Foto: Xabier Cabezón (2015)

A 60 metros al S de lo que fue la ferrería, y unos 10 metros más alta, se encuentra la edificación citada anteriormente. Se encuentra actualmente en ruinas, y tiene unas dimensiones exteriores de 9,5 por 13 metros. Llama la atención su puerta de entrada, con arco de medio punto formado por grandes dovelas. Sin embargo, el dintel tiene forma de arco muy rebajado, casi recto, y las piedras de las dovelas son de espesor reducido. Por lo tanto se trata sólo de un elemento decorativo. En todo caso el edificio parece tener cierta antigüedad, y quizá tuvo relación con la vivienda de la ferrería.

En algún momento posterior al desuso (y posible ruina) de esta edificación sus restos fueron aprovechados para construir una borda; es el edificio que se ha conocido hasta hace poco. Tenía un entrepiso de madera, y un pequeño cobertizo añadido que ocupaba media fachada. A principios de los ochenta sufrió un incendio, quedando sólo las paredes. A menudo se suele identificar erróneamente esta ruina con la ferrería propiamente dicha.

larbarrain1.gif (23255 bytes)


Notas históricas

La ferrería de Larbarrain y la de Amasaola tienen una historia confusa en lo que se refiere a nombres, propietarios e, incluso, al número de ferrerías. Hasta 1536 no hay duda sobre su identificación: la ferrería aquí tratada era de propiedad comunal, mientras que [Larbarrain-]Amasaola era en todo o en parte de propiedad particular. Pero desde mediados del siglo XVI da la sensación de que los documentos se refieren siempre a una única ferrería común a Amasa y Villabona, a la que denominan indistintamente Larbarrain (o sus variantes), Amasaola, o con ambos nombres (ver las notas históricas de Amasaola). Probablemente las dos ferrerías formaron parte de una misma "empresa", lo que justifica que el nombre de Larbarrain se aplique a ambas. El nombre de Amasaola sería específico de una de ellas.

La primera noticia data de 1473. El 1-I Enrique IV concedió, de por vida, los derechos del albalá y diezmo viejo de la Ferrería de Villabona a Antón Gonçales de Andía (hijo de Domenjón González de Andía).

Los Reyes Católicos también concedieron el 2-VI-1477 los derechos del albalá y diezmo viejo de la Ferrería nueva de Villabona a Michel de Moxica.

A pesar de figurar en los documentos desde 1473, en 1497 parece que aún no estaba funcionando. Los privilegios anteriores se mencionan en un informe de dicho año sobre fiscalidad. "Fallase por la pesquisa [sobre Antón González] que las dos destas ferrerías non están edificadas ni an labrado los tres años... " "... el dicho Michel de Moxica pero no parece que oviese gozado della en ninguno de los dichos quatro años por cuanto no ha labrado esta ferrería pareçe que está puesta esta merçed por salvado ".

En 1499 ya estaba operativa, pues se conceden a Lope de Múgica, por muerte de su hermano Miguel (1), los derechos de albalá y diezmo viejo de la ferrería "que el conçejo de Villabona y la universidad de Amasa hizieron en el monte de Laesquívar, en Ayrora" (2).

Ruinas Larbarrain o Bertxin. Unai Cabezón.
Ruinas de la borda de Bertxin
Foto: Xabier Cabezón (1998)

En 1520 se inicia un pleito entre Villabona y Tolosa (que duró hasta 1536) sobre jurisdicción de términos. En una ejecutoria real se señalan como términos comunes de Amasa y Villabona "la herrería de Larbarrain y el molino de Arroa". Se habla aparte explícitamente de la herrería de Amasaola, copropiedad de Amasa y un particular.

Desde su construcción esta ferrería fue propiedad de Amasa y Billabona. Este dato permite distinguir esta ferrería (pese a los cambios de nombre) de  la ferrería de Amasaola (antigua Larbarrain). Pero a partir de estas fechas es difícil la distinción documental de ambas ferrerías, pues ambas aparecen como Larbarrain. Lo único que está claro es que las referencias a Amasaola no se corresponden con esta ferrería.

Dintel de la borda de Larbarrain
Vista del dintel de la puerta por el interior. Foto: Xabier Cabezón (2015)

El concejo de Villabona arrendó el 25-XII-1562 su mitad de la ferrería de Larbarrain con su molino, vivienda y diversos términos (Yeribia, Peña de Hondo y sel de Asquia "desde Sarobeberri hasta Astarbizcargaina, y de aquí al río Leizarán") por 2 años y 165 ducados anuales. La tomó Domingo de Ondarreta (Villabona). Podía tomar toda la leña precisa para la arragua en los montes acostumbrados y soltar sus ganados en los montes comunales. La villa se hacía cargo de la mitad de "los 9 miembros principales".

Entre los años 1581 y 1584 vemos a Martín de Egúsquiza (de Andoain) como ferrón de "Narbarrain... que era del dicho conçejo [de Villabona]". Hizo algunas obras en las anteparas.

Además de la ferrería, existían también el puente de Larbarrain (1541) y el sel de Larbarrain (1540, 1596, 1637), que estaba a orillas del Leizaran y se usaba para ganado.


REFERENCIAS

(Ver Bibliografía)

DÍEZ DE SALAZAR, L.M.: Ferrerías guipuzcoanas..., pp. 169, 188-9, 194-195, 197 y 225.

INSAUSTI, S.: Villabona-Amasa, pp. 40 y 90.

IRAZU, I.: Ingurua ezagutzen - Conociendo el entorno, pp. 295-296.

TELLECHEA, J.I.: Ferrerías Guipuzcoanas a fines del siglo XV, pp. 99 y 105.


NOTAS:

(1)  Por lo tanto, se trata de la "ferrería -nueva- de Villabona" de 1473, 1477 y 1497.  Volver

(2)  En Ferrerías guipuzcoanas..., p. 225 DÍEZ DE SALAZAR cita, hablando de una ferrería guipuzcoana "Esquíbar", la ferrería hecha por Amasa-Villabona en el "monte de la Esquívar, en Ayrora". Se trata de ésta de Villabona. Ver ferrería de Esquíbar en Navarra.  Volver


Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Ferrerías del Leizarán   >>Larbarrain  |   

Última actualización: 28/04/2015