Xabier Cabezón

Estás en:  >>El Leitzaran   >>Miscelánea   >>Presa de Olloki

La presa de Olloki

Esta presa está siendo demolida.

La presa de Olloki, en el río Leitzaran, es el único testimonio en el tramo guipuzcoano de este río de un avanzado tipo de construcción: las presas de arcos con estribos y contrafuertes. Solo por eso ya constituye un valioso elemento de nuestro patrimonio arqueológico industrial. Por ello le he dedicado un artículo propio.

Fue construida en 1762 para la ferrería de Olloquiegui (Ollokiegi), en sustitución de otra de piedra de 1739-41. En 1929 se aumentó su altura al construirse la central eléctrica de Olloki (central eléctrica subterránea); fue cuando adquirió el aspecto con el que hoy la conocemos.

En 2019, durante la demolición de la presa de piedra, ha aparecido parte de una estructura formada por maderos, que pertenece con toda probabilidad a la anterior presa de madera de la ferrería, anterior a 1710.


Situación y acceso

Coordenadas (ETRS89/WGS84 30T):
43º 9' 59.4" N , 1º 57' 33.6" W - Alt. 231 m
X. 584.595 Y. 4.779.830 Z. 231

Término municipal de Elduain (Gipuzkoa). Río Leitzaran, a 11,55 km de su desembocadura.

Se encuentra en el paraje de Olloki, en el valle del Leizarán, muy cerca de la vía verde de Plazaola (antiguo ferrocarril de Plazaola), a través de la cual se accede.

Presa de Olloki - 2010
La pared de hormigón de la izquierda corresponde a la escala de peces.
Foto: Xabier Cabezón (2010)


Descripción

La presa de piedra de Olloki tiene dos partes claramente diferenciadas: la inferior, construida para la ferrería en 1762, y la superior, añadida a principios sel siglo XX para la central.

Durante el derribo de su mitad derecha han aparecido también restos de la anterior presa de madera de la ferrería, en uso hasta 1739.

Presa de madera de la ferrería

Restos de la presa de madera de Olloki.
Restos de la presa de madera de Olloki. Foto: Xabier Cabezón (2020)

Bajo los sedimentos de la presa se han conservado maderos que con seguridad pertenecen a la antigua presa de madera. Han quedado varios a la vista, tanto transversales como longitudinales con respecto al río, y a varios niveles, así como tablones de la mandiadura o tablazón que cubría el paramento inclinado de la presa. El resto ha quedado bajo los sedimentos. Los maderos de la mitad derecha fueron recortados y retirados para su traslado a Gordailua (Centro de Patrimonio Cultural Mueble de Gipuzkoa), dependiente de la Diputación guipuzcoana, para su estudio. Llegaban desde los restos visibles ahora hasta la orilla.

Su longitud era superior a 42 metros.

Tablazón del paramento inclinado de la presa de madera de Olloki
Maderos de la mandiadura, con sus clavos de hierro. Foto: Xabier Cabezón (2021)

Presa de piedra de la ferrería

La presa más antigua es la sección inferior, y está formada por dos arcos de pared vertical apoyados en estribos en los extremos de la presa y en un contrafuerte central. Tanto los arcos como los estribos y el contrafuerte son de sillería de piedra caliza, con piedras colocadas en hileras regulares de diversas alturas (entre 30 y 50 cm). El conjunto de arcos, estribos y contrafuerte está rematado por una hilera de losas que sobresale ligeramente.

La longitud total de la presa es de 40 m y su altura sobre el nivel del remanso de agua bajo ella es de 4 m. El arco izquierdo tiene una cuerda de 14 metros y una flecha de 1,2 metros, mientras que en el derecho dichas cotas son 13,5 y 1,4 metros respectivamente. El contrafuerte central mide 2,9 metros de ancho y 3,2 metros de largo hasta su unión con los arcos. El estribo derecho medía unos 4,5 metros de ancho; ahora está parcialmente cortado por la escala de peces de la presa moderna. No he podido determinar cuales fueron las dimensiones del estribo izquierdo, pero su anchura puede estimarse entre 5 y 6 metros hasta la roca. La anchura total de la presa, incluyendo los estribos, rondaba los 40 metros.

La derivación de agua para la ferrería se hacía por la izquierda, mediante un canal del que aún se conservan los primeros metros antes de llegar a la fábrica de Olamia.

Presa de la central

Sobre dicha presa se asienta otra estructura, de tres metros de altura, lo que proporciona un total de siete metros para la presa actual. Consiste en un solo arco apoyado en sus extremos en sendas prolongaciones de los estribos externos de la presa inferior. Es de mampostería, con hileras medianamente regulares de 20 a 30 cm de espesor. Está coronada por una hilera de losas de 90 cm de ancho.

Su parte actualmente visible tiene unos 37 metos de cuerda (incluyendo la escala de peces), con una flecha de 2,5 metros. El frente de esta segunda presa tiene una inclinación de 70º.

Croquis de la presa de Olloki
Croquis de la presa. En magenta, presa y canal de la ferrería.
En verde, presa y construcciones de la central (1929).


Tipología

La presa de madera estaba construida según la técnica llamada ardiordosa, con una estructura consistente en un entramado de pisos de tablones transversales (ardias) y longitudinales (ordosas) colocados unos encima de otros. El piso inferior, anclado y clavado al fondo del río, era de maderos transversales a la corriente. La presa era de sección trapezoidal, con el paramento inclinado aguas arriba y el vertical aguas abajo. La estructura estaba rellena de piedras, y cubierta con gruesos tablones (mandios).

La presa de piedra conservada es de arcos con estribos y contrafuertes. Construida en la época de Villarreal de Bérriz, se ciñe a las normas técnicas que indicaba este autor. Consta de dos arcos, dos estribos y un contrafuerte central. Los laterales están adosados a la roca del terreno, mientras que el central se asienta sobre la roca del lecho del río.

La presa de Olloki es la única presa con contrafuertes usada por una ferrería que se ha conservado en el río Leitzaran. Su valor arqueológico es, por lo tanto, incuestionable.

Vista en planta de una presa de arcos.
Vista en planta de una presa de arcos. Lámina 1 del libro de Villarreal de Bérriz.
Fuente: Auñamendi Eusko Entziklopedia


Historia

Hasta 1739 la presa de la ferrería de Olloquiegui era de madera. En 1628 se reconstruyó según una técnica llamada ardiordosa, y fue reparada o reconstruida al menos en 1697 y en 1711.

Entre 1739 y 1741 se sustituyó la presa de madera por una presa de mampostería (hecha con piedra "de calzada"), de gravedad. No tuvo éxito la nueva presa, ya que fue necesaria su reedificación tres veces antes de 1762.

En 1762 se se construyó la actual presa de sillería, con técnica de arcos con estribos y hecha con piedra caliza.

En torno a 1920 comenzó a funcionar en Ollokiegi la fábrica de Olamia, de pasta de papel. Estaba situada quince metros aguas abajo de la presa, cuyas aguas derivaba para su funcionamiento.

Hacia 1929 (año de construcción de la hidroeléctrica subterránea de Olloki) se realizó un levante sobre la presa de la ferrería (que estaba perfectamente conservada), de un solo arco, que elevó su altura de cuatro a siete metros. Este levante es de mampostería.


Estado hasta 2018

El estado de conservación de la presa de la ferrería (parte inferior de la presa actual) es bueno, pero se han desprendido algunas piedras de la coronación y de la hilera superior del arco derecho y del contrafuerte central. Las piedras faltantes están en el lecho del río unas decenas de metros aguas abajo.

El embalse de la central fue dragado en la segunda mitad de los años 80 (lamentablemente los lodos y piedras se depositaron sobre los restos de la ferrería de Olloquiegui, provocando su desaparición) como parte de las operaciones de reapertura de la central.

En la actualidad se encuentra de nuevo prácticamente colmatado.

La presa dispone de una escala de peces (del tipo de artesas), de principios de los noventa. Para hacerla se desmontó parte del estribo derecho. Su funcionamiento es aceptable.

La cola del embalse se extiende entre 300 y 400 metros aguas arriba.


Presente y futuro

Esta presa está incluida entre los elementos a derribar dentro del proyecto Life Irekibai, ejecutado por Ura (Agencia Vasca del Agua) y la Diputación Foral de Gipuzkoa. Pueden verse en la web el Anteproyecto de demolición de la presa (el proyecto ya no se puede consultar) y el Informe de impacto ambiental. Gracias a una alegación presentada por este autor, y a un informe de Cultura del Gobierno Vasco, se va a conservar la mitad de la presa original de la ferrería, incluyendo el estribo central.

Comienzo de las obras en la presa de Olloki.
Brecha que marca el inicio de las obras de demolición de la presa.
Foto: Xabier Cabezón (2018)

En la última semana de agosto de 2018 comenzaron los trabajos de demolición de la parte superior de la presa. Para ello se abrió una brecha en el centro de la parte superior, para guiar el cauce del río durante un año (hasta la siguiente fase de las obras), actuando también sobre los sedimentos. El último tramo del arroyo Santolas fue reforzado.

Presa de Olloki en 2018 tras las obras, vista desde arriba.
Así se veía la parte superior de la presa a finales de 2018.
Foto: Xabier Cabezón

En 2019 se ha demolido toda la mitad derecha de la presa, incluyendo la escala de peces. La sección que ha quedado de la presa se ha protegido con una ligera capa de cemento, y la mayor parte del contrafuerte central y de la presa están ahora enterrados bajo piedras del sedimento del río transportadas ex profeso. La parte superior del contrafuerte está bastante deteriorada.

Durante el derribo han aparecido también restos de la anterior presa de madera de la ferrería. La mitad de estos restos ha sido desmantelada, y la otra mitad ha quedado bajo lo sedimentos de la presa. Al no estar sumergidos en agua es muy probable que comiencen a sufrir procesos de descomposición.

Se ha consolidado la pista forestal de Santolas mediante una obra de escollera, para prevenir la erosión del río.

Vista de la presa de Olloki desde arriba tras las obras de 2019
La presa de Olloki tras las obras de 2019. Foto: Xabier Cabezón

La presa de Olloki a finales de 2019
La presa de Olloki en la actualidad. Foto: Xabier Cabezón (2019)

Pueden verse mis artículos sobre este tema en la etiqueta presa de Olloki de mi blog.


REFERENCIAS

(Ver Bibliografía)

Carrión Arregui, I. (1991). La siderurgia Guipuzcoana en el siglo XVIII. Bilbao: UPV/EHU-Kutxa.

Prieto Gil de San Vicente, M. e Irixoa Cortés, I. (2016). “Presas fluviales y terminología en euskera en la Gipuzkoa de comienzos del siglo XVI: la presa de ‘nasas y baldos’ y la ‘ardiordosa’”. En: Boletín de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País LXII, 1-2, 31 a 72. pp. 50-56, 59 y 61.

Prieto Gil de San Vicente, M. e Irixoa Cortés, I. (2017). La construcción de presas fluviales en Gipuzkoa a comienzos de la Edad  Moderna.- Inédito. pp. 4-6.

Villareal de Bérriz, P. B. (1973). Maquinas hidráulicas de molinos y herrerías y govierno de los arboles y montes de Vizcaya (2ª ed.). San Sebastián: Sociedad Guipuzcoana de Ediciones y Publicaciones de la RSVAP y Caja de Ahorros Municipal de San Sebastián.


Colaboraciones

IZAGA REINER, José María. Experto en presas y sistemas hidráulicos. Miembro de ACEM (Asociación para la Conservación y Estudio de los Molinos). Miembro de Ondartez S.L.


Estás en:  >>El Leitzaran   >>Miscelánea   >>Presa de Olloki

Última actualización: 24/05/2021


Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Vía verde del Plazaola    

¿Dónde está el Leitzaran?    

Mapa de este sitio web 

https://www.facebook.com/leitzaran1    Seguir a @leitzaran