Xabier Cabezón - licencia CC-BY-NC-SA

Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Papeleras y otras fábricas   >>Carburo Plazaola  |   

Fábrica de Carburo de Tomás Múgica
Plazaola

 

Aunque en esta página en principio sólo se recogen elementos del Leitzaran guipuzcoano, esta fábrica se encuentra en el lugar conocido como Plazaola (que se extiende a ambos lados de la muga), por lo que me ha parecido pertinente incluirla.

En varios mapas se señala este edificio erróneamente como central eléctrica, y también como estación de tren.


Tipo de industria

Fabricación de carburo de calcio.

Con el carburo de calcio, mezclándolo con agua, se producía acetileno para iluminación.


Situación

Junto a la estación de Plazaola del ferrocarril Pamplona-San Sebastián ("El Plazaola"), en el término municipal de Leitza. A pocos metros de la muga con Gipuzkoa, en la zona conocida como Plazaola por la cercana ferrería homónima.

Coordenadas:
Long. 1º 56' 12,0" W. Lat. 43º 06' 34,5" N. Alt. 413 m. (Hoja 89-22)
X. 586.520. Y. 4.773.620. Z. 413. (ED50 zona 30T)


Historia

Esta fábrica fue creada por la empresa "Tomás Múgica", propietaria de las centrales hidroeléctricas "Plazaola 1" y "Plazaola 2". Posteriormente la empresa se transformó en "Herederos de Tomás Múgica".

La energía eléctrica para su funcionamiento procedía de la vecina central Plazaola 2, situada a 350 metros al norte. La piedra caliza era suministrada por una cantera del monte Buruntza (Andoain) y transportada en el Plazaola hasta la estación vecina. La madera (para el horno de calcinación) y el carbón de coque (para el horno eléctrico) se compraban en Leitza.

El carburo fabricado se almacenaba en bidones de 40 y 60 kilos, y se distribuía a diferentes empresas guipuzcoanas. Los bidones se transportaban en el ferrocarril de Plazaola.

Fábrica de carburo de Plazaola
Foto: Xabier Cabezón (2006)

En un principio llegó también a suministrar carburo a las cercanas minas de Bizkotx, para ser usado en lámparas de acetileno portátiles, aunque estas minas se paralizaron prácticamente a partir de 1913.

En una guía de 1932 sobre industrias de Navarra aparece en funcionamiento, pero parece que hacia dicho año cesó su actividad.

Vivienda de la fábrica de carburo de Plazaola
Vivienda. Foto: Xabier Cabezón (2006)


Producción y número de empleados

En la fábrica trabajaban seis personas a turnos (el horno calero debía estar continuamente encendido).


Estructura

A muy grandes rasgos, el carburo de calcio se obtenía por combinación de óxido de calcio (cal viva) y carbono mediante un horno de arco eléctrico, a temperaturas algo superiores a 2.000 ºC:

CaO + 3C > CaC2 + CO

A su vez para producir óxido de calcio se calcina en un horno carbonato cálcico (caliza):

CaCO3 + calor > CaO + CO2

 

El edificio conjunto que puede verse hoy día se componía de tres cuerpos principales.

El oriental, de 13 x 9,5 metros, albergaba la fábrica propiamente dicha; estaba construido con mampostería. En él se encontraban dos hornos de arco voltaico, en los que se combinaba la cal viva con el carbón de coque para la producción del carburo. Al sur estaba adosada otra dependencia más pequeña, de 3,5 metros de ancho.

El pabellón central (de 16,5 x 9,5 metros) alojaba, entre otras secciones, las de envasado y almacén. Su estructura constaba de cinco columnas de mampostería al norte y otras cinco al sur, con los huecos intermedios cerrados por paredes. En su parte trasera tenía también un pequeño departamento adosado.

La sección occidental era un edificio de vivienda, de 11,5 x 9,5 metros, también de mampostería. Tenía planta baja, primera planta y desván. El acceso a la primera planta era mediante una escalera exterior, y en ella se encontraba la vivienda propiamente dicha. En la planta baja debieron de estar las oficinas de la empresa, y al parecer funcionó también una cantina.

Horno de la fábrica de Carbur de Plazaola
Boca de salida del horno. Foto: Xabier Cabezón (2013)

Tras la fábrica, al sur, estaba el horno de calcinación en el que se convertía la piedra caliza en cal viva. Era de los conocidos como caleros de tipo francés, que permitían un funcionamiento continuo. La carga de combustible (madera) y calcita se realizaba por la boca superior, mientras que por la inferior se extraía la cal viva.

En la ladera al sur de la fábrica también había varios depósitos (al menos tres). El más curioso es el situado sobre el horno de calcinación, de hormigón armado y cubierto. En su parte superior tiene un tubo vertical de hierro (como si fuese una pequeña chimenea) de 20 cm de diámetro y 1 m de altura.

Túnel-almacén
Túnel ciego cerca de la fábrica. Foto: Xabier Cabezón (2014)

A unos 25 metros al oeste de la fábrica, en la base de la ladera, hay un túnel ciego, boca o cavidad, de unos dos metros de ancho, siete de fondo y dos de altura. El interior está revestido de hormigón. Es probable que se tratase de algún almacén auxiliar.


Estado actual

El vandalismo y la desatención de estos edificios los han llevado a la ruina.

Para evitar desgracias, en 2010 fue retirado lo que quedaba de los tejados.

El horno calero ha sido rehabilitado por el grupo de voluntarios Burdina Taldea en junio de 2008, con la colaboración del ayuntamiento de Leitza.

Fábrica en 2013
Estado actual de la fábrica. Foto: Xabier Cabezón (2013)


Referencias

Navarra Comercial e Ilustrada.- Ed. Graciano Merino Leorza.- Pamplona, 1932.- Página 195.


Estás en:  >>Página del Leitzaran   >>Papeleras y otras fábricas   >>Carburo Plazaola  |   

Página creada el 08/11/2015